Si Tyron Woodley continúa firme respecto a su idea de no colgar los guantes, no podrá competir en lo que resta de este 2020.

El ex-campeón de las 170 libras sufrió una de las derrotas más duras de su carrera al ser finalizado por TKO en el quinto asalto por su más acérrimo rival, Colby Covington, en el pasado UFC Fight Night Las Vegas 11.

Fue precisamente en el último asalto de pelea que Woodley, de 38 años, sufrió una fractura en su costilla, lo cual, como mínimo, lo podría dejar marginado hasta noviembre, de acuerdo a la lista de suspensiones médicas liberadas este martes por la Comisión Atlética de Nevada (vía MMA Fighting).

De no conseguir el alta de un ortopédico, el miembro de Roufusport podría quedar fuera de acción hasta marzo del 2021.

El otro peleador que afronta un largo periodo de inactividad es Niko Price. Durante su pelea con Donald Cerrone en la co-estelar, Price sufrió una lesión en su mano.

De no recibir un alta médica podría quedar inactivo hasta el 19 de marzo del 2021.


Notas Destacadas