Gilbert Burns Tyron Woodley UFC on ESPN 9
Crédito: Jeff Bottari/Zuffa LLC

Días difíciles para el ex campeón de los welters Tyron Woodley, que sale de UFC Fight Night 176 con dos aplastantes derrotas consecutivas. Pero ahora es Gilbert Burns quién ve el título cada vez más cerca, y por buen motivo. A través de 25 minutos “Durinho” arrasó con Woodley, usando su jiu-jitsu de primer nivel para controlar con autoridad el grappling y anular la amenaza del derribo, presionando constantemente y forzando al ex campeón llevar un ritmo difícil, evitando con facilidad la peligrosa derecha y conectando casi a voluntad con un striking rústico pero cada vez más pulido que le valió a Burns una decisión unánime arrolladora e inapelable.

Augusto Sakai logró la decisión dividida sobre Blagoy Ivanov en una pareja coestelar. Pareja pero poco dinámica pelea de pesos completos, Ivanov buscó superar su desventaja en tamaño lanzándose a presionar con ráfagas de golpes cortos que en gran medida dieron en el blanco, pero careció de la potencia o defensa para imponerse de esta manera. Sakai por su parte buscó mantener la distancia, pudo defenderse de los derribos (una vez agarrando la jaula) y trabajó con constantes patadas a las piernas, afectando al movimiento de su rival y restándole potencia sumadas al cansancio mientras pasaron los minutos.

Billy Quarantillo superó a Spike Carlyle por decisión unánime en un desquiciado encuentro. Puro atletismo desbocado, Carlyle no dió exactamente una exhibición de técnica pero se lanzó a presionar a un ritmo desbocado, arrastrando a su rival repetidas veces a la lona, lloviendo golpes y cazando sumisiones sin importar la posición por buena parte de dos asaltos. Quarantillo tuvo que sobrevivir la tormenta pero mantuvo la calma y pudo encontrar sus momentos, amenazando con sus sumisiones, buscando las posiciones de control con mayor énfasis que su rival y finalmente dominando el tercer asalto a raíz de haber preservado mejor su cardio.

Roosevelt Roberts se impuso en el cruce entre ex peleadores de la Contender Series, sometiendo a Brok Weaver mediante mataleones a los tres minutos con 26 segundos del round dos. Weaver buscó la iniciativa desde un principio, lanzándose al striking intentando forzar a su rival contra la jaula para buscar el desgaste y el derribo, pero encontró poco éxito. Roberts supo responder a los avances de Weaver con contragolpes y pudo controlar el clinch, evitando derribos, presionando a su oponente y finalmente llevando la acción a la lona desde donde amenazó múltiples sumisiones hasta cerrar la pelea.

Mackenzie Dern volvió al ruedo tras su primer derrota, sometiendo a Hannah Cifers con un kneebar en dos minutos con 36 segundos. Todavía le falta desarrollo al striking de Dern, que conecta con potencia pero se vió superada por su rival en este campo, con Cifers trabajando bien los golpes a la distancia e imponiéndose en el clinch a base de rodillazos al cuerpo. Pero a fin de cuentas estar cuerpo a cuerpo con una experta en jiu-jitsu siempre será peligroso. Incluso tras que su rival logró estrellarla contra la lona desde el clinch, Dern pudo aislar una de sus piernas desde la posición inferior y de allí cerró con toda facilidad la sumisión final.


Notas Destacadas