Dos veteranos de los pesos pesados protagonizan el evento principal de la segunda visita de la UFC a Rusia: Alexei Oleinik vs. Alistair Overeem. Curiosamente, el primer evento fue también estelarizado por Oleinik quien derrotó a Mark Hunt en aquella oportunidad.

Esta será otra verdadera batalla de veteranos pues ambos peleadores están alrededor de los 40 años y entre los dos, suman más de 130 peleas profesionales en artes marciales mixtas!

Características de los peleadores

Oleinik y Overeem son peleadores con características muy diferentes. Oleinik -debo confesar uno de mis favoritos en este peso- es un grapper extremadamente técnico (de ahí su apodo “Boa Constrictor”) y ya sabemos que ha sido el único en lograr victorias en la UFC con la técnica conocida como Ezekiel Choke, no solo una, sino dos veces (tiene 12 en total en su carrera). El Ezekiel Choke básicamente busca asfixiar o presionar la carótida del oponente con los brazos formando una tenaza en forma de equis. Es una técnica original del judo y generalmente se usa cuando los combatientes usan gi (o traje de arte marcial), pues se pueden ayudar halando de la manga, pero el amigo Oleinik lo hace a mano limpia. Vaya fuerza debe tener!

Alexei es, como muchos de los peleadores rusos en la UFC, máster en sambo, pero además es cinta negra en jiujitsu (4to grado) y en jiujitsu brasileño. Actualmente es el líder en promedio de sumisiones en los pesos pesados (y 4to en toda la UFC), con 2.7 sumisiones cada 15 minutos. A falta de Fabricio Werdum, podemos decir sin temor a equivocarnos, que es el mejor grappler de los pesados actualmente.

Pareciera que la debilidad del ruso es su capacidad cardiovascular, lo cual a los 41 años es normal, así que busca rápidamente la finalización, teniendo la mayoría de sus victorias en el primer round. Ahora mismo es el #9 del ranking de los pesados.

Overeem, de 38 años, está ubicado como #7 del ranking. Aunque generalmente los pesos pesados no son famosos por la precisión de sus golpes, Alistair es quien tiene el mejor porcentaje entre todos los peleadores de la UFC en acierto de golpes significativos. De cada 100 golpes que lanza, 73 llegan a su destino, y eso es extremadamente alto (Max Holloway, por ejemplo, tiene 46%), y eso nos dice que utiliza muy bien su energía, lo cual para un hombre de más de 110 kilos es importante.

Es también uno de los pocos peleadores en haber poseído títulos mundiales en MMA y kickboxing, al mismo tiempo. Y precisamente del kickboxing viene una de sus mayores fortalezas: la fuerza no solo de sus golpes, sino de sus patadas y especialmente de sus letales rodillazos al cuerpo.

Su debilidad es la quijada, viniendo todas sus derrotas en la UFC por nocauts, algunos de ellos salvajes como aquel “uppercut from hell” que le propinó Francis Ngannou en 2017.

Como de costumbre en este tipo de pelea de choque de estilos, resultará ganador quien logre imponer su juego. La defensa de derribos de Overeem es un decente 73%, sumando a su envergadura (alcance) de 2.03 m. intentará mantener alejado al ruso.  La última vez que alguien logró derrotarlo por sumisión fue en el lejano septiembre de 2006 en PRIDE. Por otro lado, hay una diferencia de tamaño apreciable, los 1,93 m. de Alistair vs. 1,88 m. del “pequeño” Oleinik.

El ruso tiene a su favor, que puede aprovechar el más mínimo error de Overeem para acercarse y hacer lo que sabe hacer. Pero nos imaginamos que habrá un par de rodillas esperándolo.

Islam Makhachev vs. Arman Ttsarukyan

Makhachev con récord de 16-1, ha sido amigo y compañero de entrenamiento del campeón Khabib Nurmagomedov por muchos años, por ello no es raro que sus estilos de pelea y movimientos en el octágono sean similares, aunque Islam tiende menos a la lucha que Khabib. Ambos compiten en la misma categoría de los pesos ligeros.

Makhachev en peleas anteriores se llevó por delante con mucha facilidad al siempre aguerrido Nik Lentz (con un par de jueces dando 30-25 a su favor). También noqueó al veterano Gleison Tibau en menos de un minuto con un gancho de izquierda perfecto, pero, a decir verdad, todavía no ha tenido oponentes verdaderamente de alto nivel, como para probar si tiene madera de campeón o no.

El año pasado estuvo a punto de enfrentarse a los clasificados entre los 15 mejores de la división, primero con Alexander Hernández y luego con Francisco Trinaldo, pero finalmente esas peleas no se concretaron. También retó por Twitter a Kevin Lee, pero nada más pasó.

Ahora se enfrenta a un total desconocido que tendrá su primera pelea en la UFC, se trata del armenio Arman Ttsarukyan de 22 años, quien llega con un récord de 13-1, logrado en diversas promociones no demasiado conocidas como MPF y S-70, celebrando casi todas sus peleas en Rusia y algunas en Corea del Sur. Actualmente entrena con el prestigioso gimnasio Muay Thai Tigers en Tailanda, donde han entrenado, entre otros, Cody Garbrandt y la campeona Valentina Shevchenko.

Hemos visto algunas de sus peleas y se ve que maneja muy bien los diversos aspectos de las AMM, incluyendo dos nocauts por patadas giratorias al cuerpo (estilo Edson Barboza) y también varias victorias por sumisión, pero como dice Daniel Cormier “hay niveles en este juego”, y sin duda, la UFC tiene el más alto, así que ya veremos.

Nos llama la atención que estando Makhachev aparentemente cerca de entrar al ranking, acepte una pelea con una joven promesa, que poco lo ayudará a escalar posiciones, si es que logra ganar. Seguramente tiene un valor muy especial pelear en tu propio país, pero sin duda, hay otros oponentes que darían más relevancia a la pelea.

Otras peleas en la cartelera

Otras peleas que seguramente resultarán interesantes son la que enfrentarán al polaco Marcin Tybura, siempre guerrero, contra el Daguestaní Shamil Abdurakhimov, otro combate entre dos del top-15 de las 265 libras. También estará el polaco Michał Oleksiejczuk, de un estilo muy movido – especialmente para los semi-pesados- y con un excelente boxeo, con el que volvió loco y finalizó a Gian Villante en su más reciente pelea, con un tremendo gancho al hígado, de esos que dejan al contendiente fuera de servicio. No nos olvidemos de Antonina Shevchenko (la hermana mayor de la campeona del peso mosca) quien va por su segunda victoria en la UFC, en la misma división que su hermana, por ahora.

También debutará en la UFC el llamado “Hulk de los Urales”, el ruso Ivan Shtyrkov, impresionante peleador de 30 años y con un no menos impresionante récord invicto de 15-0.

A pesar de haber desarrollado toda su carrera en Rusia, ha enfrentado y derrotado a nombre conocidos como Thiago Silva, Antonio “Bigfoot” Silva y Fabio Maldonado. Entre sus victorias tiene 6 KO’s, 5 sumisiones y 4 decisiones. Aunque es un fortachón (mucha gente habla de la posibilidad de ayudas “extras” para tener semejante musculatura), mide 1.82 m, así que no muy alto, por lo que debutará en la división de los semi-pesados, en la cual incluso resulta más bajo que la mayoría de los peleadores.

Su oponente es Devin Clark, quien por cierto tiene una configuración física bastante similar, y un récord de 3-3.

Twitter: @ufchispano1