Jul 20, 2019; San Antonio, TX, USA; Alexander Hernandez (red gloves) fights Francisco Trinaldo (blue gloves) during UFC Fight Night at AT&T Center. Hernandez won the fight. Mandatory Credit: Adam Hagy-USA TODAY Sports

La que era una de las peleas más anticipadas del UFC Fight Night San Antonio terminó siendo una de las grandes decepciones de la velada. Y es que a lo largo de los tres asaltos de pelea entre Alexander Hernández y Francisco Trinaldo, sólo conectaron cincuenta golpes entre ambos.

A pesar que ambos peleadores hicieron poco o nada para ganar la pelea, muchos creyeron que el brasileño la tenía asegurada ya que, de acuerdo a los números que arroja el portal estadístico de la organización, UFC Stats, Trinaldo superó vastamente en promedio de golpeo a Hernández. Sin embargo, cuando Bruce Buffer anunció que el joven Liviano había ganado la pelea por fallo unánime, la reacción de ‘Massaranduba’ fue tal que pensó en pedir su liberación de la promoción:

«Aún sigo molesto. Sin vergüenza alguna me robaron la victoria. Pensé que estaba ganando. Pude haber hecho más, como tratar de noquearlo, pero es duro. Es duro pelear aquí. Si quieren impulsar a este muchacho deberían darle peleas fáciles, de otra forma no llegará a ningún lado. Él no pertenece aquí. Todos saben que no llegará a ningún lado», le dijo el brasileño a Guilherme Cruz de MMA Fighting.

Consciente que la UFC no tiene nada que ver en la designación de los jueces, Trinaldo cree que deberían trabajar para torneos de canicas:

«Él no ganó ni un solo asalto. No conectó con ningún golpe que me lastimara. Él abría muchos sus ojos con cada golpe que le daba. Sólo mira la pelea. Sé que no es culpa de la UFC, pero estos jueces deberían trabajar en torneos de canicas. Apestan. Me robaron la victoria y soy el único afectado. Si quieren poner una victoria en su récord, adelante, pero quiero mi pago por ganar. Lo merezco. Salí para darle una paliza y él sólo corría».

Trinaldo, de 40 años, además mencionó que ya no siente respeto hacia Hernández por la forma en la que peleó el sábado:

«Entreno duro todos los días, me mantengo concentrado y vengo acá para perder así. Este sujeto vino todo sobrado, sintiéndose como un tipo duro. Este chico actúa todo arrogante, pero cuando se cierra la puerta de la jaula es un maric@. Quieren convertir a este maric@ en un hombre».


Notas Destacadas