Durante la celebración del UFC 210, se anunció la inducción de Urijah Faber al Salón de la Fama, donde están los más insignes peleadores y personalidades en la historia de la organización. Aquellos que deportivamente o mediáticamente han dado un importante aporte.

Faber confesó sentirse sorprendido por dicho homenaje, pues jamás se esperó estar dentro de ese selecto grupo, mucho menos en tan corto tiempo después de haberse retirado el 17 de diciembre del pasado año, con una victoria ante Brad Pickett.

“Estaba en los Headquarters del UFC en Las Vegas, teniendo una reunión con Dana (White) y básicamente me sorprendió”, comentó Faber durante la transmisión de The MMA Hour. “Yo estaba definitivamente sorprendido y honrado al mismo tiempo. Qué honor tan genial. De verdad, ponerle tu corazón al deporte y ser reconocido de esa manera, junto con gente que tú has admirado y visto desde que eras un niño, es bastante genial”.

Con respecto a la ceremonia de exaltación, a celebrarse el próximo 6 de julio. “The California Kid” comentó que quisiera ir vestido como siempre lo ha hecho, pues considera que su “look” de jeans con sandalias, es parte de su personalidad.

“Veremos si ellos tienen algún tipo de requerimientos, pero en una celebración, yo debería poder usar lo que quiera”, explicó Faber. “Entonces, me gustaría decir, mi mundo perfecto, unos buenos jeans, unas sandalias con una franela. Eso funcionaría”.

Faber tuvo 13 años de carrera profesional y dejó récord global de 34-10, habiendo competido en diversas organizaciones, pero siendo el más destacado cuando estuvo en la World Extreme Cagefighting (WEC), donde ganó el título del peso pluma y lo defendió exitosamente en cinco ocasiones.


Comments

comments