Se acabó la espera, la pelea que debió ser en un principio y que dejó a todos con las ganas, se realizará bajo la promoción de Combate Américas.

La española Vanessa Rico (2-2) se estará midiendo a una de las figuras de Combate Américas, como lo es Kyra Batara (5-4). Dicha disputa iba a realizarse en el pasado mes de febrero, pero una serie de hechos impidieron la acción dentro de la jaula.

Tras realizarse una fuerte promoción, las dos peleadoras iban a protagonizar el pleito estelar de Combate 11, en Burbank (California). Batara no pudo dar el peso y la disputa fue cancelada, generando mucha polémica y controversia.

Para Vanessa Rico, la situación fue un irrespeto, pues considera que su oponente recibió todo el apoyo por parte de la compañía, además de tener un compromiso. Sin embargo, por no marcar las 105lbs en la báscula, no se efectuó la pelea.

“No me gustó que ella (Batara) desaprovechara la oportunidad de ser una pelea estelar de chicas”, confesó Rico a MMA.uno. “Combate Américas le dio el lugar de estrella, pero si te lo dan y lo manifiestas así, me parece mal. Mínimo se debe cumplir un poco tu palabra y lo que es tu trabajo”.

Mucho se habló de que Batara temía de Vanessa Rico, una atleta con un imponente físico que ha estado en la cima del judo ibérico. Sin embargo, la española considera que el miedo jamás ha sido hacia su persona.

“Ella no me tiene miedo, pero no dio el peso por no hacer su trabajo”, aclaró la española. “Tiene la responsabilidad, se ha creado un papel y tiene que cumplir. Me faltó el respeto porque piensa que no soy una peleadora digna para ganarle, y sí soy una oponente fuerte. Ella no me parece la mejor atomweight”.

Según la española, no fue fácil re-pautar la pelea que todos quieren ver, no obstante, después de cierta presión a través de las redes sociales y la participación del CEO de Combate Américas, Campbell McLaren, fue posible finiquitar los detalles para que el pleito se realice.

“Se le presentó en abril a Kyra el contrato para pelear conmigo, lo que pasa es que bueno, se lo ha estado pensando mucho”, explicó la española. “Decía que no, tenía sus dudas y finalmente pues, después de presionar un poco por twitter, sumado a una publicación de Campbell, entonces la chica decidió pelear”.

Existió otras opciones para Vanessa Rico, en caso de que Kyra Batara, en definitiva, rechazara el combate, pero al haber quedad inconcluso su asunto en Burbank, lo lógico era re-pautar la pelea entre ambas guerreras.

Paulina Granados fue una pelea que se habló, la respeto muchísimo y me encantaría pelear con ella, también a Alyssa Garcia“, manifestó Rico. “Creo que también esta es una pelea que tiene que suceder, Kyra no dio su peso. Quiero que sea Kyra para demostrar que soy una peleadora digna para ella y todas las demás”.

Por último, Vanessa Rico sintió que la promoción realizada por la compañía, fue similar a la de Ronda Rousey con Amanda Nunes, donde una de las dos se llevó todo el protagonismo, cuando en realidad, su contrincante era la mejor.

“Espero que esta vez me den una promoción distinta”, confesó la española. “Pero mi rechazo es hacia la persona que no dio el peso. Nuestro trabajo empieza cuando te avisan que vas a pelear. Desde que compito hace 20 años, lo entiendo así”.

Kyra Batara y Vanessa Rico se enfrentarán el próximo mes de julio en la ciudad de Miami (Florida), en un evento que promete ser uno de los más grandes en la historia de Combate Américas, una organización que crece a pasos agigantados y que muestra lo mejor del talento hispano.

Participa de la conversación