Si pensaban que Steve Mazzagatti o Mario Yamasaki eran árbitros permisivos, esperen a ver lo que sucedió en un show de MMA amateur en Brasil.

En una pelea ofrecida por la promoción MMA Amador con base en São Paulo, un árbitro «interino» que va por el nombre de Kleber Lopez permitió que uno peleador reciba una cantidad considerable de daño segundos después de haber absorbido un hick kick que tuvo que haber sido suficiente para acabar con la pelea en el momento.

La pelea fue disputada en Peso Acordado de 198 libras.

Luego de la notable equivocación, la CANMMA (Comisión Atlética de MMA), quienes se encargaron de supervisar el evento, lanzó una disculpa dirigida a la afición y confirmó que el árbitro ha sido suspendido indefinidamente.


Notas Destacadas