Las autoridades carcelarias organizaron un torneo de artes marciales en donde el ganador obtendrá su libertad. Decenas de reos tailandeses, apresados en la cárcel de Khao Prik ubicada a 200 kilómetros de Bangkok, tendrán la oportunidad de recuperar su libertad al participar en un torneo de Muay Thai (arte marcial) en donde el ganador saldrá de prisión sin importar el delito que haya cometido.

El concurso llamado ‘Prison Fight’ (Pelea en la Prisión) está inspirado en la leyenda de Nai Khanom Tom, padre del Muay Thai, quien obtuvo su libertad después de derrotar a nueve rivales; y le dará la oportunidad a uno de los reclusos de recuperar la ansiada libertad.

Según los dirigentes de la cárcel, la drogadicción y las riñas bajaron notablemente mientras los reos se preparan para participar en el concurso. Ya en el torneo, el combate dura cinco rounds.

Uno de los casos de los reos que más resalta es el de Noy Khaopan, quien asesinó a un estudiante de secundaria, pero en caso de ganar, saldría libre.

Participa de la conversación