Nunca hay que fiarse de las apariencias y, este culturista lo ha aprendido a base de práctica. Se enfrentó a una profesional del Jiu Jitsu brasileño y, no se esperaba que ese enfrentamiento ocurriera de esa manera.

No podía hacer nada y ¡acabó siendo estrangulado hasta que perdió el conocimiento! A veces, es mejor estarse quieto…


Notas Destacadas