En Chicago, un entrenador de jiu-jitsu hizo uso de sus conocimientos como cinturón negro para neutralizar a un adolescente que intentó robar su auto.

Idriz Redzovic, co-propietario de Redzovic jiu-jitsu, sorprendió a un muchacho queriendo robar su vehículo en vísperas de año nuevo, y el incidente fue grabado por cámaras de seguridad.

Redzovic le explica a las cámaras de NBC Chicago que aunque sintió el impulso de agredir físicamente al asaltante, prefirió hacer uso de su BJJ para detenerlo y hacer de todo una experiencia de la cual se pueda aprender.

“Quería mostrarle a las personas que no toda situación requiere de golpes”, comentó Redzovic. “Aprendiendo el gentil arte del jiu-jitsu se puede controlar a alguien y mantenerlo abajo sin tener que hacerles daño. Si hubiese querido le hubiese hecho más daño y la situación se hubiera salido de control, pero aveces tienes que ser compasivo. Aveces ser agradable con las personas y enseñarles que el mundo es un lugar agradable puede hacerlas abrir los ojos para cambiar”, concluyó.