Algo que hay que aplaudir de Jon Jones es su capacidad para reponerse de las situaciones en las que ha estado, y su última calamidad no es la excepción.

Jones, publicó el jueves un vídeo de sí mismo haciendo algo de boxeo en un garaje (desconocido hasta el momento), y fue acompañado por una leyenda peculiar.

Good better best.

Una publicación compartida por Jon Bones Jones (@jonnybones) el

Jones, quien aún no sale del todo de la situación en la que se encuentra luego que fallara una prueba de drogas relacionada a su regreso en el UFC 214, el cual marcó su segundo en dos años. Recordemos que en 2016, dio positivo a una prueba de drogas para el UFC 200, que canceló su pelea de unificación de título con Daniel Cormier.

Jones tiene una audiencia programada con la Comisión Atlética del Estado de California (CSAC) para determinar su destino en relación con el UFC 214.

Según Steven Marrocco de MMAjunkie, la reunión de CSAC podría llevarse a cabo el próximo 27 de febrero. Jones también tiene temas pendientes con Agencia Antidopaje de los EE. UU., pero no hay informaciones sobre cuando comparecerá ante ellos.

Mientras tanto, sin embargo, parece que Jones tratará de mantenerse alerta ya que espera evitar una prohibición máxima que podría llegar a ser hasta de cuatro años.