(Video) Maurice Smith al salón de la Fama del UFC

El pasado 22 de abril el Ultimate Fighting Championship (UFC) anunció la introducción en el ala de “pioneros” a Maurice Smith, el ex campeón de peso completo que revolucionó el deporte con su golpeo.

El impacto de Smith en el deporte de las artes marciales mixtas ciertamente lo califica para unirse a los grandes, pero en el momento de su primera pelea contra Mark Coleman en el UFC 14, ya tenía 35 años y era un kickboxer establecido y reconocido en el panorama internacional. Como tal, vio la pelea contra “The Hammer” como sólo otra pelea más y logró el oro contra Coleman, convirtiéndose en el segundo peleador en ser campeón de los pesados.

Pero el aspecto más notable de lo que hizo Smith en el octágono fue, que nunca dejó de intentar mejorar. Aunque, nunca llegaría a ser un luchador “all american” o cinturón negro en jiu-jitsu brasileño, era peligroso en todas partes con tal de ganarse el respeto de sus oponentes. Agréguenle eso a su grandiosa condición física y se darán cuenta que estaba por encima de los peleadores de su tiempo en varias formas.

Un auto-educado y entrenado kickboxer profesional desde 1980 hasta el 2005, Smith logró un récord de 53-13-5 en el deporte que llamó “hogar” durante un cuarto de una década. En peleas bajo reglas completas de MMA, Smith también logró apilar un récord de 10-6 entre 1996 y 2013, y en el tiempo que peleó en Pancrase y Rings se enfrentó a varias futuras estrellas de la UFC. Fue el primer campeón de peso pesado en defender el título, cuando venció a Tank Abbott.

En fín, fue el peleador que mostró lo que un verdadero “striker” podía hacer dentro del octágono, y en la posteridad de su vida y con 56 años a cumplir en diciembre, el hombre que peleó por última vez en el 2013 no tiene reparos en ponerse los guantes y competir de nuevo.

Lo haría, ¿Por qué no?“, dijo en una entrevista para UFC.com. “Solo necesito tiempo para entrenar“.