Si bien Niko Price es considerado el padre de los nocauts poco ortodoxos, un peleador de Bielorrusia no se queda muy atrás.

En una contienda de la BFC (Belarusian Fighting Championship), el Semi-Completo Vadim Rolich (2 – 1) acabó por TKO con Ivan Bukhtoyarov cuando éste buscaba encajar una palanca a la pierna a los dos minutos del primer asalto.


Notas Destacadas