UFC Fight Night 82 era, originalmente, UFC 196. Un evento de pago por visión cuyo encuentro final era la tan esperada revancha entre el campeón de los pesos completos Fabricio Werdum y el ex campeón Cain Velasquez. Lesiones de ambos peleadores dejaron a la noche sin su estelar y rebajada a una transmisión gratuita, con la co-estelar de los welters Johny Hendricks y Stephen Thompson como la nueva atracción principal. Hubiera sido bueno para los pesados que se disputara su título, pero el resto de la cartelera no acusó el cambio.

A cuatro años de su debut en la UFC, Stephen Thompson puede decir que tiene una victoria impresionante frente a un oponente de primerísima calidad y está más cerca que nunca del título. “Wonderboy” logró el nocaut técnico por golpes frente a Johny Hendricks a los tres minutos y 30 segundos del primer round, tras conectar con una patada de giro al pecho. El karateka dominó a “Big Rigg”, quien buscaba un retorno glorioso al octágono tras faltar a una cita con Tyron Woodley por un bloqueo intestinal el 2015.


Otrora campeón de los welters, cabe preguntarse si Hendricks no subirá a los pesos medios como se sugirió el año pasado.

Stephen Thompson arrasó de manera impresionante al ex campeón.

Roy Nelson necesitaba desesperadamente una victoria tras sus encuentros con Mark Hunt, Alistair Overeem y Josh Barnett. Finalmente lo consiguió, logrando la decisión unánime por sobre Jared Rosholt, pero aún así decepcionó. Nelson se mostró demasiado cauto y apenas si arrojó su famoso volado, mucho menos combinaciones. Rosholt, por su parte, estaba obviamente amedrentado por el poder de la derecha de Nelson y apenas si intentó hacer nada. Quince minutos carentes de actividad y emoción que perfectamente podrían haber terminado en un empate. Notable sólo por ser la primera victoria por decisión de Big Country.

Ovince Saint Preux recuperó algo del impulso que perdió frente a Glover Teixeira tras arrasar con Rafael “Feijão” Cavalcante, tomando la decisión unánime. Saint Preux lesionó su pie derecho temprano en el primer asalto, pero esto no le impidió controlar a un Feijão tímido y para nada dispuesto a exponerse a los ataques, derribandolo mediante golpes en los primeros dos rounds. Cavalcante sólo buscó la ofensiva en el tercer asalto, pero su ataque desesperado no impidió que Saint Preux lo derribara y pasase el resto de la pelea en posición dominante.

OSP lesiona su pie derecho tras un intento de patada

Joseph Benavidez defendió su puesto de contendiente número uno de los peso mosca y acumuló una quinta victoria seguida tras vencer a Zach Makovsky por decisión unánime. Makovsky consiguió múltiples derribos en los primeros dos asaltos pero no alcanzó para darle la ventaja sobre Benavídez, que controló el ritmo del encuentro prácticamente a voluntad y llevó por mucho la delantera en golpes conectados. Benavidez cerró el encuentro de manera dominante, golpeando a Makovsky con impunidad a través de todo el tercer asalto.

Misha Cirkunov fue largamente favorecido en las apuestas de Las Vegas y lo justificó al arruinar el debut promocional de Alex “The Spartan” Nicholson, forzandolo a tapear frente a un mataleones en un minuto y 28 segundos del segundo asalto. La sumisión no se dio por estrangulamiento sino que la mandíbula de Nicholson, que ya había sufrido una fractura anterior, crujió audiblemente bajo la presión de la llave. Previo a esto, Cirkunov controló con facilidad la primera ronda mediante striking, vapuleando a su adversario con facilidad.

Mike Pyle termina con Sean Spencer, con calma y sin mas golpes de los necesarios

Los welters Sean Spencer y Mike Pyle abrieron la noche buscando una victoria tras salir derrotados en sus últimas peleas. Pyle, de 40 años, demostró las habilidades de un veterano al conseguir el nocaut técnico a los 4 minutos y 25 segundos del tercer asalto. Una pelea emocionante que vio a Spencer dominar la primera ronda y luego perder su ventaja de manera lenta pero segura mientras que Pyle, apodado “Quicksand” (arena movediza), fue tomando el ritmo y escalando la ofensiva para enterrar lentamente a su adversario.

En las preliminares, el chileno Diego Rivas supo imponerse frente a la adversidad y conservó el invicto en su carrera profesional, llegando a 7-0 y 2-0 en la UFC. Todo apuntaba a que su oponente, el israelí Noad Lahat, era demasiado para el “Pitbull” tras un primer asalto donde Rivas se la pasó en la lona, siempre en posición comprometida y defendiéndose de múltiples intentos de sumisión del segundo dan en Judo. Rivas terminó la primera ronda escapando de una guillotina. Y entonces, el segundo asalto duró solo 23 segundos. 

Puedes comentar, compartir o visitar la publicidad. ;)