Foto por: Buda Mendes

Vitor Belfort insiste que esta vez no habrá marcha atrás, su próxima pelea será la última tal como era el plan en enero antes de quedar fuera de UFC Fight Night 124. Quizás sorprendió a algunos que “The Phenom” haya elegido enfrentarse a su amigo Lyoto Machida en UFC 224 pero, en un comunicado en su cuenta de Instagram, Belfort explicó que quiere una última pelea que envíe un mensaje sobre la importancia del respeto en el deporte, reafirmando su postura en contra de hablar basura. Es, irónicamente, un motivo similar al que dió Michael Bisping para rechazar una revancha frente a Belfort como la última pelea de su carrera.

I’m over 20 years being relevant in this sport. I broke a lot barriers and paved the way for a generation after me. I am one of the pioneers of the sport and I’m proud it it. I could not walk into the octagon for the last time without sending a relevant message to the: athletes, fans and to the sport itself. That is the reason why I chose to fight a friend of mine. An athlete that I have a lot respect. A good person a family man. I’m against the so famous “trash talk”. MMA is a sport! A sport that myself and a lot of family men work really hard to support our families. Lyoto and I have known each other for many years, I know his family and we have trained together. I wanted this fight to take place in Brazil because that is where everything started and now it’s time for us to send another message to the world. And the message is: RESPECT! May 12th @lyotomachidafw and I will step into the octagon as professionals and we still be friends. Always respecting each other and the way we will do that is giving our best in the octagon. I want people to understand that you don’t have to be a bully to be a fighter, you have to be a real man. And that is exactly what the world is in need, real man willing to pay the price to make a difference.

A post shared by Vitor "The Phenom" Belfort (@vitorbelfort) on

Llevo más de 20 años de relevancia en este deporte. Rompí muchas barreras y preparé el camino para la generación que me siguió. Soy uno de los pioneros del deporte y estoy orgulloso de ello. No podía subir al octágono una última vez sin enviar un mensaje relevante a los atletas, los fanáticos y al deporte mismo.

Esa es la razón por la cual elegí pelear contra un amigo. Un atleta por el que tengo mucho respeto. Una buena persona, un padre de familia. Estoy en contra del famoso “hablar basura”. ¡Las MMA son un deporte! Un deporte en el que yo mismo y otros hombres de familia hemos trabajado para alimentar a nuestras familias.

Lyoto y yo nos conocemos desde hace muchos años, conozco a su familia y hemos entrenado juntos. Quise que esta pelea se lleve a cabo en Brasil porque allí es donde todo comenzó y ahora es tiempo de que le enviemos otro mensaje al mundo. Y el mensaje es:

¡RESPETO!

El 12 de mayo Lyoto Machida y yo entraremos al octágono como profesionales y todavía seremos amigos. Siempre con respeto mutuo, y la manera en que haremos eso será dar lo mejor en el octágono. Quiero que la gente entienda que no se tiene que ser un matón para ser un peleador, tienen que ser un hombre de verdad.

Y eso es exáctamente lo que necesita el mundo, hombres de verdad que estén dispuestos a pagar el precio para hacer la diferencia.

Síguenos en Twitter, dale me gusta a nuestro Facebook y subscribete a nuestro canal de YouTube.

Puedes comentar, compartir o visitar la publicidad. ;)