El veterano de UFC y Bellator MMA, “War Machine”, pasará un tiempo tras las rejas.

Este lunes, en el Clark County District Court en Las Vegas, Jonathan Paul Koppenhaver, mejor conocido como “War Machine”, fue encontrado culpable por 29 de 34 cargos. Incluyendo ataque sexual, secuestro y coacción. Los delitos se produjeron cuando el ocho de agosto del 2014, el atleta de MMA agredió a Christy Mack y su novio Corey Thomas.

El jurado encontró al atleta “no culpable” en tres cargos y estancó dos intentos de asesinato. La Jueza Elissa Cadish declaró como nulo el juicio por las dos acusaciones, permitiendo que Jon sea juzgado por dichos delitos en una futura fecha.

El veredicto da término a un juicio de dos semanas. El veterano del MMA recibirá su condena el próximo cinco de junio, donde enfrenta la posibilidad de pasar el resto de su vida en prisión sin oportunidad de beneficios.

Al Juzgado le tomó dos días evaluar los cargos contra Koppenhaver, quien entró a la casa de la actriz porno tras una ruptura, atacándola a ella y a Thomas por dos horas. Ambos terminaron con trauma psicológico y lesiones. Jon ha estado bajo las rejas en el High Desert State Prison desde su arresto el 15 de agosto del 2014, en Simi Valley, California.

Meses después, Jon intentó suicidarse el 14 de octubre del 2014. En enero, rechazó dos acuerdos: Uno era por 16 años de prisión y otro en separado que ofrecía de 18 a 40 años tras las rejas.

El pasado 16 de marzo, el abogado de Koppenhaver, Jay Leiderman reconoció la culpa de su cliente por ocho acusaciones, incluyendo el hecho de que Jon admitirá que golpeó a Mack, la ahogó, le quebró los dientes, perforó sus pulmones y cortó el pelo con un cuchillo.

Koppenhaver no compite en las MMA desde octubre del 2013, cuando perdió por finalización frente Ron Keslar en Bellator 104, además, el atleta fue parte de la sexta temporada de “The Ultimate Fighter”.

Participa de la conversación