UFC Boston que se realizará mañana viernes, tendrá una pelea muy especial entre dos peleadores.

Yair Rodriguez y Jeremy Stephens serán la pelea coestelar del evento y intentarán solucionar un problema ocurrido hace un mes atrás en UFC México.

La pelea en tierras aztecas terminó luego que el americano sufriera un golpe ilegal en el ojo y no pudiera seguir la pelea. Según Yair, el incidente solo hizo aumentar la rivalidad entre ambos y lo transformó en algo mayor.

Las declaraciones fueron hechas en entrevista con Combate.com

“Será una pelea completamente diferente esta vez. Se que ahora enfrentaré algo personal, pero será un rival completamente diferente. Mentalmente, y también un lugar diferente. Creo que tengo la ventaja ahora. Me siento positivo, mi preparación para la pelea fue la mejor. La otra vez fue frente el público mexicano, que me estaba apoyando. Me siento más ligero ahora, porque todo ese apoyo de alguna forma se puede transformar en una presión, entonces ahora puedo tener una mejor performance. La responsabilidad me hace ir para la pelea más relajado”, dijo el peso pluma.

Rodríguez también habló sobre la actitud de Stephens de no querer continuar la pelea. Según el mexicano, el americano podia seguir, pero evitó seguir por la presión de la pelea.

La actitud de Stephens género duras críticas de Paulo Costa, que, después de lo ocurrido, afirmó que él no debía seguir en UFC.

“No coloque la mano en el ojo de el. El lenguaje corporal de él fue “No quiero pelear” y, en ese primer contacto, parecía que no quería pelear nuevamente”, comento Yair.

Ambos peleadores se encontraron en el lobby del hotel donde estaban hospedados tras la pelea. Lo que parecía ser una conversación amistosa, se transformó en una confusión. Rodríguez se acercó a Jeremy para conversar, pero fue empujado por el americano. Los peleadores, fueron separados por personas cercanas a ellos.

Mañana, “Pantera” intentará retomar el camino de la victoria. Antes de UFC Mexico, el mexicano venía de noquear a The Korean Zombie, ocurrido en UFC Denver el año pasado. Yair tiene un récord de 12-2. Actualmente está en la séptima posición.

En la octava posición, Jeremy Stephens buscará la victoria 29 de su carrera, en 45 peleas. El americano de 33 años, antes del polémico “No Contest”, venía de perder con Zabit Magomedsharipov y Jose Aldo.