Jon Jones no ha puesto un precio todavía, pero $10 millones de dólares no van a ser suficientes para que tome una super-pelea ante el flamante campeón de los Pesos Completos, Francis Ngannou.

Jones, que esta semana pidió públicamente su liberación de la UFC en una serie de tuits ahora eliminados, reveló el día de hoy que si bien ya ha mantenido pláticas con la promoción en lo que concierne una pelea con Ngannou, lo que se ha ofertado de momento no basta para que asuma el riesgo de compartir el octágono con el peleador con más poder de golpeo en la historia de la organización.

Aviso

“Hace algunos días tuve una breve reunión telefónica con el abogado de la UFC, Hunter (Campbell). Le expresé que cualquier (oferta) entre ocho o diez millones sería demasiado bajo para una pelea de esta magnitud. Eso es todo lo que se ha discutido hasta ahora”.

‘Bones’ pasó a elaborar que, si bien siente que en sus veinte no recibió los pagos que él cree merecía, su postura actual no se trata de eso.

“Creo que fui asquerosamente mal pagado a lo largo de mis veintes. Ni siquiera estoy aquí quejándome de eso. Solo quiero ver que en el futuro eso se corrija”.

Jones, de 33 años, renunció al cinturón de las 205 libras luego de cumplir su onceava defensa titular para perseguir una carrera como Peso Completo.

Aunque Ngannou ha expresado deseo de enfrentar a Jones, el camerunés dijo que no está dispuesto a esperarlo pasado el verano.

Me pueden encontrar en Twitter como @JulioFernandoN.


Notas Destacadas


Advertisement