Anderson Silva y Chris Weidman
Anderson Silva y Chris Weidman

Anderson Silva tuvo una racha de 17 victorias consecutivas y venía de noquear a Stephan Bonnar en UFC 153. Tras la pelea, el brasileño reveló que quería retirarse e iba a juntarse con Dana White y Lorenzo Ferttita para informar de sus planes.

“Yo quería parar, yo quería tiempo para mi, estar con mi familia”, dijo Silva en entrevista con UFC Brasil. “He estado haciendo esto por años y perdi contacto con mis hijos. Y solo entrenando, esto no funcionaba más para mi”.

Pero, White y Ferttita regalaron al ex campeon un Bentley Continental GT, valuado en $174,000 dolares. Silva cree que recibió ese regalo por parte de UFC para que reconsiderara su decisión de retirarse. “The Spider” cambió su decisión y enfrentó a Chris Weidman en UFC 162, donde perdió el cinturón tras ser noqueado en el segundo round.

“Pero un dia antes de comenzar mi preparación para pelear con Weidman, ya estaba demasiado saturado”, dijo Silva. “Nunca hablé de esto, nunca use ese término”, si ganaba le dije a mi esposa: Pararé, ya no peleare mas”.

“Fue un grupo de cosas, muchas cosas que llevaron que mi derrota fuera de esa manera”, dijo Silva. “Weidman tuvo todos los méritos y ganó, ganó bien, y eso fue lo que sucedió”.

El ex campeón, busco, la revancha inmediata y estaba enfocado a recuperar su cinturón antes de considerar el retiro, pero las cosas, no salieron acorde al plan.

“Me habría detenido si hubiera ganado la pelea, ya no iba a pelear más, pero termine quebrandome la pierna”, dijo Silva. “Creo que ese fue un mensaje de Dios que me decía: “Mira hombre, no debes parar aun. ¿Te tomó tanto tiempo llegar aquí y ahora quieres parar? “No sé, creo que son mensajes subliminales que permanecen en tu cabeza”. Concluyó Silva.

Twitter : https://twitter.com/mmaunola
Facebook: https://www.facebook.com/mma.uno
Instagram: https://www.instagram.com/mma.uno/