Gran sorpresa en Italia en un combate por el campeonato de peso súper pluma, el boxeador italiano, Michele Broili, de 28 años, ha reavivado el debate en el país después de que mostrara en su cuerpo varios tatuajes de símbolos nazis y fascistas.

El italiano finalmente perdió el domingo por la noche contra Hassan Nourdine, de 34, en su pelea en la ciudad portuaria nororiental de Trieste. Apenas terminado el combate, las autoridades deportivas arrancaron la investigación sobre cómo se permitió a un pugilista con tatuajes que incluyen una bandera con una inscripción de las SS convertirse en miembro de la Federación Italiana de Boxeo.

«Cuando subí al ring y vi esos tatuajes, me quedé impactado», reveló a La Stampa la marroquí Nourdine y sostuvo: «Encontré esos tatuajes obscenos. No hay justificación».

El periódico deportivo más grande del país, Gazzetta dello Sport, transmitió la pelea en su sitio web. Al ver a Broili cubierto de tatuajes como el código supremacista blanco número 88 para ‘Heil Hitler’, el logotipo de un grupo de cabezas rapadas en Veneto y el símbolo totenkopf de la unidad paramilitar que dirigía los campos de concentración en la Alemania nazi, miles de espectadores se enojaron y ofendidos abuchearon el momento.

Como si eso no fuera suficiente, Broili también soltó un saludo fascista a su esquina antes de la primera campana.

El organismo rector ha emitido un comunicado en el que destaca que todos sus miembros deben abstenerse de exhibir comportamientos discriminatorios y se comprometió a pasar el caso al organismo de justicia deportiva.

La ley italiana prohíbe el resurgimiento del fascismo, y ser declarado culpable de hacerlo puede llevar a los delincuentes tras las rejas hasta por dos años. Dicho esto, la ley rara vez se ha hecho cumplir y la fiscalía tendría que demostrar que Broili de alguna manera hizo el gesto en un intento por hacer despegar ese resurgimiento.

Twitter : https://twitter.com/mmaunola
Facebook: https://www.facebook.com/mma.uno
Instagram: https://www.instagram.com/mma.uno/