En lo que será su 5ta pelea en la UFC, Carlos ‘Boi’ Felipe llega para enfrentarse contra el ex campeón Andrei Arlovski en un estado más atlético el próximo sábado en Las Vegas.

El peleador de Feira de Santana-BA decidió cambiar de físico, aunque admite que será un “eterno gordito”. En la participación en el podcast Mundo da Luta, Boi explicó cómo lo hizo para volverse más delgado.

«Mi entrenador (Edílson Teixeira), que también es mi preparador físico y nutricionista, junto con mi técnico y todo el equipo, entendieron que para el tipo de juego que llevo a cabo siempre es mucho mejor ser un poco más liviano. Incluso la potencia del puñetazo, creemos que cuanto más pesado, más fuerte, a veces no es así, cuando golpeas más rápido, la potencia es mayor y tienes movilidad», dijo el brasileño de 26 años.

Carlos Boi pesó oficialmente 119,1 kg en la última pelea de la división que tiene un límite de 120,7 kg para peleas sin cinturón en juego. Aprovechó la oportunidad para advertir a los fanáticos que lo esperan en la división de peso semipesado, hasta 93 kg, que esto es imposible que suceda. «Fue solo este cambio en la composición corporal, la escala no es muy diferente. Y eso ya sirve como respuesta para los muchachos que siguen preguntando por qué no bajo al peso semipesado: solo si me corto un brazo o una pierna. Es prácticamente imposible para mí bajar a 93 kg», sostuvo.

Carlos Boi llega para enfrentarse a Arlovski más atlético – Foto: Reproducción / Instagram

«¡El principal responsable del cambio es la comida! Soy gordo, me gusta comerme solo, ¡no hay secreto! Desde que debuté, siempre he estado a dieta para pelear, cada vez que estoy en el campamento. Pero siempre me escapo a la mitad de la semana, a veces voy a un entrenamiento de lucha y salgo exhausto, luego vuelvo a casa por la noche y hago sparring, y digo: «Creo que merezco una pizza ”, Luego me comería la pizza. Esta vez se acabó, me concentré. Solo para darte una idea, mi comida chatarra era temaki (comida japonesa), que en realidad no es tan chatarra», contó

Y cerró al respecto: «El motivo principal no fue un cambio de entrenamiento, porque siempre entreno duro, es algo que me gusta y disfruto. Se trataba más de comida, estaba más centrado en la dieta».

Sobre su enfrentamiento con Arlovski advirtió que no tiene ninguna presión por noquear, sus peleas siempre las ganó por decisión. Si llega, genial, pero lo importante es ceñirse a la estrategia. «En el mejor momento llegará el nocaut. Si quieres hacerlo de todos modos, me saldré de la estrategia y pagaré un precio por ello. Me gusta dar un espectáculo, los nocauts son una consecuencia, llega una vez», cerró.

Twitter : https://twitter.com/mmaunola
Facebook: https://www.facebook.com/mma.uno
Instagram: https://www.instagram.com/mma.uno/