El nuevo desafío del campeón peso mosca, Deiveson Figueiredo sería dejar la división donde es el actual campeón. Esto porque el brasileño desea abrir espacio a su hermano, Francisco Figueiredo, que firmó hace poco con la organización, para que el cinturón quede “en familia”, Deus Da Guerra ya que planea su ida a los pesos gallos.

“Mi hermano está entrando a la mayor organización del mundo para hacer historia. El es muy duro. Uno de los que me motivan a entrenar cada día más”, afirmó el campeón peso mosca, en entrevista con Sherdog.

Ex campeón de Jungle Fight, Francisco tiene su debut programado para UFC Fight Island 8, cuando enfrente a Jerome Rivera. Si depende de Deiveson, él no ve problemas en el primer combate del su hermano en el octágono.

“Tengo seguridad que él va a neutralizar Jerome Rivera donde sea que la pelea se desarrolle, de pie o en el suelo”, aseguró Deiveson.

Proyectando un futuro de éxito para su hermano en la categoría, que, Deiveson es el campeón, sabe que su despedida de la división es solo cuestión de tiempo. Para no correr el riesgo de enfrentar a un familiar, Figueiredo irá a los pesos gallos para hacer historia, intentando entrar al selecto grupo de campeones de dos divisiones de UFC.

“Después de dos o tres peleas, no tengo dudas que el estará en lo alto. Entonces, para no enfrentarme a mi hermano, voy a ir a los pesos gallos como lo tengo planeado”, concluyó.

Con el estatus de nueva estrella de UFC y con el apoyo de Dana White, Figueiredo es el campeón peso mosca desde julio. En diciembre, el brasileño hizo historia al ser el primer campeón en defender un cinturón en un transcurso de 21 días.


Notas Destacadas