En el mundo del deporte, siempre son apasionantes aquellas historias donde los más pequeños logran doblegar a los grandes, lanzado por la ventana cualquier probabilidad o estudio que, en el papel, los hacen ver como desfavorecidos en el venidero resultado.

Los deportes de combate no son ajenos a este tipo de cuentos, ya que en el ring o la jaula, peleadores de todos los tamaños nos han dejado grandes lecciones, de cómo ganar a pesar de las adversidades, y de cómo superar a aquel rival infinitamente superior en cuanto a dimensión física.

A continuación, empezamos la primera parte de esta serie de posts y echamos un recuento a cinco peleas donde David venció a Goliath.

¡Empezamos!

4CELSO VS SAVIO (2019)

Bajo el marco del evento Favela Combat 31, celebrado en Brasil, se enfrentaron Celso (1,62m) y Savio (2,00m), dos contrincantes con clara disparidad en cuanto a estatura.

En una pelea con extrema precaución, Celso, con amplia determinación, logró llevarse el triunfo por decisión frente al gigante oponente, demostrando una vez más que el tamaño no es un argumento definitivo para ganar una pelea.