El campeón de peso pesado de UFC, Francis Ngannou, hizo una afirmación impactante sobre la promoción después de su pelea con Cyril Gane. El oriundo de Camerún reveló que la promotora de artes marciales mixtas más importante amenazó con demandar a su agente por mantener conversaciones con el socio comercial del YouTuber e incipiente boxeador, Jake Paul, solo unas horas antes de que peleara contra el campeón interino el último sábado en la pelea principal en UFC 270 en Anaheim.

Ngannou ganó el combate sin atenuantes, fue más que Gane y todos pudimos observar esto. Sin embargo, yendo en contra de la tradición habitual en medio de una disputa de contrato y pago, el presidente Dana White se negó a poner el cinturón alrededor de la cintura del campeón y el camerunés reveló más detalles sobre el alcance de la disputa en una nota con el programa MMA Hour el lunes.

Según el hombre de 35 años, se estaba vistiendo para dirigirse al Honda Center cuando el agente Marquel Martin, quien también recibió un mensaje de texto racista no verificado esa misma noche, le dijo a Ngannou que UFC había enviado un correo electrónico amenazando con demandar.

Los motivos de la acción legal, dice Ngannou, fueron que Martin, de la Agencia de Artistas Creativos, supuestamente había discutido la posibilidad de que el camerunés cruzara al boxeo con Nakisa Bidarian, quien es socio comercial de Jake Paul, mientras aún tenía un contrato con UFC.

Ngannou admitió haber hablado sobre boxeo con varias personas, y afirmó que «no reconocería» a  Nakisa, ex director financiero de UFC y actual asesora de Paul, así como cofundadora de su firma Most Valuable Promotions. 

Al entrar en la pelea como un desvalido con algunos corredores de apuestas de Las Vegas, Ngannou habría sido agente libre si hubiera perdido ante Gane.

Según publica el sitio RT.com sin embargo, a través de su clase magistral con un MCL derecho desgarrado y un ACL dañado, una «cláusula de campeones» se activó automáticamente, lo que significa que ahora tiene un nuevo contrato con UFC por un año adicional o tres peleas.

Ngannou está preparado para resistir durante 365 días completos en lugar de competir en el octágono nuevamente, donde recibe $ 600,000 por pelea, pero sus motivos para esto no son del todo financieros dado que dice que ha rechazado alrededor de $ 7 millones por aceptar tal pelea. una propuesta habría significado montar más peleas para las blancas.

Sobre todo, Ngannou desea quedarse en UFC pero también hacer una incursión simultánea en el boxeo donde su contraparte Tyson Fury está interesado en enfrentarlo, algo que la promoción de MMA nunca ha permitido que hagan sus peleadores con la excepción de Conor McGregor. único contra Floyd Mayweather en 2017. 

Su bronca con UFC

«El término del contrato, todo lo que pusieron, te mantienen en cautiverio», dijo Ngannou, quien busca su libertad como el contratista independiente en el que se clasifican legalmente los atletas de UFC.

«No puedes hacer nada. No tienes derechos. El contrato es unilateral, aunque todavía no tienes nada. Ni siquiera tienes seguro médico, incluso mientras estás poniendo tu cuerpo en peligro»., disparó.

«Estás arriesgando todo. Hay muchas cosas. No tenemos seguro. Nada. Ninguna garantía, lo cual entiendo como contratista independiente, pero trátame como tal, si lo soy. Si voy a ser un empleado o un contratista independiente, déjalo muy claro en el contrato. Es muy confuso», sostuvo

«Eso es probablemente lo que más odié de esto, cómo tienen todas las cartas, el poder de destruirte», dijo Ngannou más tarde. Tan pronto como no dices que sí, simplemente te derriban. Hay algo mal en mí con ese tipo de cosas, que simplemente no puedo soportarlo», cerró

Twitter : https://twitter.com/mmaunola
Facebook: https://www.facebook.com/mma.uno
Instagram: https://www.instagram.com/mma.uno/