Colby Colvington se ha puesto en el rol del malo previo a su pelea con Demian Maia en UFC Fight Night 119 en Brasil, amenazando con que retirará al veterano, insultado a todo el país y más, pero todo esto no parece moverle a Maia un pelo: “En realidad no seguí lo que dijo. Mi experiencia me dice que no me preocupe, que no lo alimente, para mi la pelea se trata de estrategia”, dijo Maia en una entrevista con MMA Junkie. “Sé que Colby probablemente habla basura porque para él la pelea es emocional. Lo necesita para poner ese ardor en su alma, para mi eso no funciona, así es como soy”.

Fuera de todo esto, la pelea con Covington generó algunas preguntas. El brasileño viene de una derrota frente al campeón Tyron Woodley en UFC 214 en julio, y ahora tres meses después peleará con un oponente más joven y en ascenso con cuatro victorias consecutivas, que sin embargo está por debajo suyo en los rankings. Para Maia, sin embargo, todo se trató de poder pelear en su ciudad natal de Sao Paulo y de aprovechar lo que le queda de carrera: “Tengo 39 años, me siento en la mejor forma de mi vida pero no sé cuánto vaya a durar eso. Quiero disfrutar de estas últimas peleas de mi vida”.

Y hablando de su derrota frente a Woodley, claro que la pelea con Covington ocupa toda su atención por el momento, pero el objetivo de Maia es ganarse otra oportunidad al título. Idealmente, una que no tenga que aceptar con menos de cinco semanas de preparativos, aunque el brasileño no deja que la derrota lo desanime: “Perder siempre es muy duro, pero hicimos lo mejor que pudimos con el mes que tuvimos para entrenar”, explicó Maia para cerrar. “Aprendí a valorar lo que hice incluso si el resultado no fue el que quería. No hay motivo para deprimirse, hay que seguir peleando”.

Twitter : https://twitter.com/mmaunola
Facebook: https://www.facebook.com/mma.uno
Instagram: https://www.instagram.com/mma.uno/