Cuando Derrick Lewis conectó el uppercut ganador de la estelar del UFC Fight Night Las Vegas 19, Curtis Blaydes estaba más que acabado. Pero eso no evitó que ‘The Black Beast’ se abalance sobre el inerte cuerpo del número dos del ranking para propinarle más golpes hasta la tardía intervención de Herb Dean.

Cuestionado al respecto en la conferencia de prensa después del evento, Lewis optó por no tomar la ruta de Jorge Masvidal (calificando el castigo adicional como «super necesario») para desviar la responsabilidad hacia Dean luego de que la esquina de Blaydes reaccionara de mala manera ante lo sucedido.

«Eso (los gestos y ademanes post-pelea) era por sus entrenadores, porque se comenzaron a quejar sobre cómo eso había siendo ‘una mie*d@’. «Les dije que no era mi culpa, que es la culpa de Herb Dean», comentó a los medios (vía MMA Junkie) el ex-retador al título de los Pesos Completos.

«No puedo apagarme así por así. Algunos peleadores pueden hacerlo, otros no», añadió el número cuatro de la clasificación. «Tengo que esperar a que el árbitro me separe porque nunca sabes lo que puede pasar. Se pudo haber convertido en El Undertaker y volverse a parar después de todos esos golpes. Nunca se sabe».

Con su fulminante nocaut ante Blaydes, Lewis llegó a los cuatro triunfos seguidos que lo ponen en una buena posición para demandar una oportunidad titular.


Notas Destacadas