El UFC Fight Night 191 que se desarrolló en el Apex de Las Vegas enfrentó en uno de sus combates al estadounidense de peso mediano de Tiger Muay Thai, Khalil Rountree y al lituano Modestas Bukauskas.

Promediando el segundo round Rountree esperó el momento justo para atacar de lleno la pierna izquierda de su oponente con una patada oblicua sobre la rodilla, lo que automáticamente hizo caer a Bukauskas sobre la lona con gritos estremecedores. La pelea se detuvo de inmediato y el estadounidense fue proclamado ganador aunque ni siquiera festejó al ver lo que había sucedido.

¿Deberían seguir permitiéndose esa clase de acciones en las MMA? ¿Vale la pena que un peleador quede prácticamente fuera del deporte, solo por una acción temeraria (pero aún legal) durante un combate deportivo?.

El las redes sociales muchos peleadores dieron su opinión:

El peleador estadounidense que se destaca en los peso welter de la UFC Belal Muhammad, expresó: «Ahhh, esa técnica debería estar prohibida, esto te cambia la carrera»

«Dios mío esa patada fue brutal», sostuvo el peleador de pesos ligeros de la UFC, Thiago Moisés

El inglés retirado que supiese combatir en los pesos semipesados de la UFC, Jimi Manuwa, expresó: «¡Mierda! ¡Eso duele!, odio esos golpes. Esos sos una amenaza para la carrera»

Para Uros Medic «las patadas oblicuas no tienen mucho sentido, los atletas se lesionan gravemente y provocan retiros más prolongados». En ese sentido agregó que «la empresa (en este caso UFC), está pagando cirugías y rehabilitaciones».

El semipesado de UFC, Jamahal Hill, consideró: ¡Es exactamente por lo que estas patadas de mierda no deberían permitirse!

Twitter : https://twitter.com/mmaunola
Facebook: https://www.facebook.com/mma.uno
Instagram: https://www.instagram.com/mma.uno/