El neozelandés Brad Riddell nunca se ha echado atrás ante un reto, ni siquiera ante la adversidad. Así que cuando, el 2 de diciembre de 2011, un Riddell de 21 años viajó unos 10.000 kilómetros para enfrentarse a un veterano «monje shaolin» de 19 combates en un enfrentamiento a tres asaltos en China, no se amilanó en absoluto a pesar de su falta de experiencia en comparación.

Yi Long es un experto en kung fu que se convirtió en el campeón internacional de Wing Chun de Guangdong Foshan en 2017, por lo que está claro que sabe pelear. También es famoso por haber conseguido molestar al templo Shaolin fingiendo ser un miembro de su orden. Pero ni siquiera Riddell podría haber predicho lo que sucedería después.

Puede que el combate haya tenido lugar hace muchos años, pero las imágenes siguen siendo increíbles hasta el día de hoy, con Long mostrando una cantidad ridícula de valentía. Y ahora el vídeo está dando vueltas una vez más antes de la próxima pelea de Riddell el sábado por la noche ante Rafael Fiziev.

Como era de esperar, Riddell ganó el combate por decisión unánime, pero el mérito es de Long por haber producido una de las escenas más locas de la historia de los deportes de combate.

Twitter : https://twitter.com/mmaunola
Facebook: https://www.facebook.com/mma.uno
Instagram: https://www.instagram.com/mma.uno/