Ya confirmamos que Germaine de Randamie bajará al peso gallo en su próxima pelea después de ser despojada del título de peso pluma para competir contra Marion Reneau en UFC Rotterdam. Parece que la holandesa dejará atrás la división de 145 libras.

Pero estos días hablaba sobre todo lo que sucedió antes y después de perder el campeonato, como recoge BJPenn.com.

“Primero tuvimos toda la montaña rusa con Holly Holm apelando la decisión de los jueces. Entonces UFC me contactó para saber si estaba interesada en pelear el 29 de julio contra Cyborg. Antes de firmar el contrato para pelear con Holly Holm les dije que quizás después quería bajar al peso gallo. Tengo una derrota contra la actual campeona Amanda Nunes y croe que podríamos pelear. Me dijeron que estaban dispuestos. Pero después me ofrecieron a Cyborg, en el momento en el que ella fue nuevamente acusada de posible dopaje. Así que decidimos no tomar la pelea. No sólo por el tema del posible dopaje, sino también porque no podría estar preparada para pelear el 29 de julio. Tengo un trabajo a tiempo completo. Pelear para mí ahora mismo es un hobby. Tomé una decisión, y la consecuencia fue que UFC me despojó del título”.


Notas Destacadas