Un peleador que fue noqueado con un golpe certero de su rival intenta incorporarse y el árbitro que ya había determinado la victoria de su oponente lo duerme y sale caminando sonriendo.

En la gran mayoría de los casos, aquí es donde termina el trabajo del árbitro, pero no en esta ocasión en particular, ya que el perdedor aturdido de la pelea no entendió que la pelea había terminado, y al igual que un borracho intentó incorporarse, lo que nunca imaginó es que la luces de le iban a apagar dos veces en la misma jornada!!!

Gentileza: @B1ackSchefter

Twitter : https://twitter.com/mmaunola
Facebook: https://www.facebook.com/mma.uno
Instagram: https://www.instagram.com/mma.uno/