El miércoles pasado se llevó a cabo un evento de MMA en el país de Asia Central, Kirguistán y sucedió un episodio poco común. El árbitro del combate detuvo la pelea tras el tapeó de un peleador que caía por sumisión, pero la sorpresa fue que el que dominaba la situación en el suelo no acató la orden.

Ante este desacato, el árbitro no tuvo más opción que tomar al peleador desde su cuello para obligarlo a soltar al rival y así evitar lesiones físicas para la acción antideportiva.

El evento fue el WEF Selection 35 y en el se enfrentaron el oriundo de Kirguistán, Doolotbek Narmatov quien no siguió como corresponde las reglas, aunque derrotó al uzbeko Saidburkhon Saidakbarova con una guillotina muy apretada en solo 1 minuto y medio de la pelea.

La desafortunada actitud, sin embargo, no recibió ningún castigo. Narmatov fue celebrado por el público, luchó en su país, y recibió el cinturón con normalidad.

Mantener una sumisión durante mucho tiempo supone un peligro de lesiones graves e incluso de secuelas graves, y se considera una actitud antideportiva que por ejemplo terminó con el despido de el exUFC, Rousimar Toquinho.

Twitter : https://twitter.com/mmaunola
Facebook: https://www.facebook.com/mma.uno
Instagram: https://www.instagram.com/mma.uno/