El futuro de Jon Jones en las MMA sigue siendo incierto, pero lo que es una realidad es que el ex-campeón de los Semi-Completos de la UFC no volverá a poner pie en las instalaciones de Jackson-Wink.

A Jones se le prohibió indefinidamente la entrada al gimnasio por su dueño y co-fundador, Greg Jackson, luego de que fuera arrestado en Las Vegas – en la semana de su inducción al Salón de la Fama de la UFC – por un incidente de violencia doméstica por el que fue arrestado.

Jackson le contó a Ariel Helwani que tomó la decisión de cerrarle temporalmente las puertas a Jones porque lleva a cabo seminarios de defensa personal dirigidos a mujeres que han sido víctimas de abuso.

«Definitivamente no regresaré, pero continuaré apoyando a todos los peleadores que entrenan ahí. Sí creo que mis métodos de entrenamiento y mis sesiones han mejorado significativamente desde cambiar de entorno. Agradecido por todo el tiempo que pasé ahí, (pero) todo tiene su tiempo».

Jones, de 34 años, no pelea desde su controversial victoria por decisión unánime ante Dominick Reyes en febrero del 2020. Desde entonces, dejó vacante el cinturón de las 205 libras con la esperanza de concretar una super-pelea con Francis Ngannou en los Pesos Completos.

Me pueden encontrar en Twitter como @JulioFernandoN.

Twitter : https://twitter.com/mmaunola
Facebook: https://www.facebook.com/mma.uno
Instagram: https://www.instagram.com/mma.uno/