Tras ser derrotado por Kamaru Usman en UFC 261 el sábado pasado, Jorge Masvidal pagó caro haber subestimado las cualidades técnicas del campeón welter.

En entrevista tras el nocaut, el retador admitió que restó importancia al poder de nocaut del nigeriano y que su exceso de confianza le paso la cuenta.

“El me mostro algo que yo no percibí en la primera pelea. Yo no sentí el poder de nocaut de él en el primer combate y termine confiado. Pensé que íbamos a pelear mas, yo estaba listo para 25 minutos”, explicó Jorge.

En el primer combate entre ambos en UFC 251 que fue en julio del año pasado, Jorge reemplazó a Gilbert Burns, rival original del nigeriano, a solo seis días del evento. En el combate, el cubano perdió por decisión unánime.

Veterano del octágono desde 2013, Jorge Masvidal tiene un record de 35-15. El cubano tuvo dos oportunidades de pelear por el cinturón y perdió frente Usman.

El peak de su carrera fue cuando conquistó el cinturón de “BMF” al vencer a Nate Diaz en UFC 244 en noviembre del 2019.

Actual campeón welter desde 2019, Kamaru Usman sigue dominando en la división. El combate con Masvidal fue la cuarta defensa del cinturón. El nigeriano tiene un récord de 19-1 y está en una racha de 14 victorias.


Notas Destacadas