Jorge Masvidal

Se sabía que las cosas en American Top Team no andaban tan bien, pero tampoco que estaban tan mal.

En la previa de su revancha titular con Kamaru Usman programada para el UFC 261 a finales de mes, Jorge Masvidal charló con Ariel Helwani de ESPN y durante la entrevista reveló que fue expulsado momentáneamente del equipo por querer agredir a su ex-amigo, Colby Covington.

Aviso

«Colby es esa clase de persona que, y siempre lo estoy diciendo, donde sea que lo vea, va a ser un PPV», explicó Masvidal. «Y él lo sabe. Por eso solía hacer videos en los que decía, ‘Este tipo es tan poco profesional, quiere pelear conmigo en la calle’. Me expulsaron del equipo por intentar agredirlo una vez. Fui a uno de los lugares que él solía frecuentar bastante, y hasta llamó a la policía. Sé que muchas personas van a estar como, ‘Eres un idiota. Eres un peleador profesional. ¿Por qué actúas así?’ Porque puedo, y nadie me dice qué hacer».

En la edificación de su controversial imagen a la par de su ascenso como contendiente de las 170 libras, Covington se metió en problemas con sus ex-compañeros de equipo en ATT, lo cual eventualmente terminó motivando su llegada a otro de los mejores gimnasios en Florida: MMA Masters.

Según Masvidal, él sí recibió la aprobación de Dan Lambert para regresar al equipo. Covington, quien en su tiempo aseguró que partió en buenos términos y por mutuo acuerdo, no habría corrido con la misma suerte.

«Dan Lambert nos suspendió a los dos y puso una regla en la que si dos peleadores no tenían firmado un acuerdo de pelea no podían hablar basura de otro miembro del equipo. Y Colby ya había dicho varias cosas sobre mí, cosas irritantes. Y yo estaba como, ‘Lo que sea, te veré cuando te vea’. Hasta que un día me harté y respondí y por eso nos expulsaron a los dos. Hablé personalmente con Dan Lambert y él estaba como, ‘Tienes razón, hermano. Este tipo es un pedazo de mie*d@. Que se vaya. Tú puedes volver a donde perteneces, de donde siempre has sido. Deja que él se vaya y se pudra en otro lugar’.

Por último, el campeón de BMF mencionó que si llega a ver a Covington en la calle lo más probable es que a éste nunca lo encuentren.

«Si lo hubiese visto por ahí, nadie lo vería otra vez. El día que él desaparezca, ya sabes con quién va a ir la policía».

Desde finalizar a Tyron Woodley en septiembre, Covington, ex-campeón interino, ha reiterado en múltiples ocasiones que Masvidal se ha negado a enfrentarlo sobre el octágono. Eso pese a que la UFC intentó programar a ambos peleadores para que sean entrenadores de The Ultimate Fighter 29, idea que nunca convenció a ‘Gamebred’ ya que hubiese acabado «esposado».

«Me hicieron llegar la oferta pero nunca fue nada oficial. Igualmente hacer The Ultimate Fighter con Colby nunca hubiese funcionado porque iba a terminar esposado. No puedes pagarme el dinero suficiente para escuchar a este idiota. No puedes pagarme lo suficiente para escuchar a este idiota por seis semanas. Hubiese acabado en la cárcel, y no quiero acabar en la cárcel».

El UFC 261 se celebra el 24 de abril en Jacksonville, Florida.

Advertisement