Escándalo en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, empañan el espíritu deportivo del evento más importante a nivel mundial de los deportes. En esta ocasión, pese a estar clasificado y atravesar una larga preparación para competir, el judoca argelino Fethi Nourine decidió no enfrentarse contra el israelí Tohar Butbul tras el sorteo que determino un posible cruce entre ambos atletas.

Nourine declaró a la televisión de su país que su apoyo político a la causa palestina le impedía competir contra Butbul y aseguró que su decisión era definitiva. “No me ensuciaría las manos”, dijo en forma discriminatoria y agregó: “Hemos trabajado mucho para llegar a los Juegos Olímpicos, y la noticia ha sido un golpe, un trueno”.

Por su lado, su entrenador Amar Benikhlef, declaró a los medios argelinos: “Tuvimos mala suerte con el sorteo. Nos tocó un rival israelí y por eso tuvimos que retirarnos. Hemos tomado la decisión correcta”.

Finalmente la Federación Internacional de Judo decidió suspender al deportista y a su entrenador. Inmediatamente después, el Comité Olímpico Argelino les retiró sus acreditaciones.

Una imagen que se viralizó en redes sociales de las acreditaciones de Fethi Nourine y su entrenador con la bandera de Palestina.

El organismo deportivo arremetió contra el deportista señalando que «su conducta está en total oposición con la filosofía del deporte». A su vez, la Federación aseguró que ellos han desarrollado «una política estricta de no discriminación y promueven la solidaridad como principio fundamental».

No es la primera vez que el deportista de 30 años se retira de una competición para evitar enfrentarse a un rival israelí. Ya lo había hecho en el Mundial de Tokio 2019 por el mismo motivo.

Twitter : https://twitter.com/mmaunola
Facebook: https://www.facebook.com/mma.uno
Instagram: https://www.instagram.com/mma.uno/