Margaux Pinot lucía fuertes hematomas en una conferencia de prensa. © AFP

La campeona olímpica de judo Margaux Pinot, denunció a su pareja, el ex judoca y antiguo entrenador de la selección femenina de Francia Alain Schmitt por violencia de género. La agresión denunciada ocurrió el sábado pasado y, el martes, el Tribunal Correccional de Bobigny absolvió a Schmitt por falta de pruebas, generando conmoción en Francia por lo injusto del fallo de la Justicia.

Alain Schmitt supuestamente atacó a la medallista de oro del equipo mixto de Tokio 2020, Margaux Pinot, en su apartamento en las afueras de París el fin de semana pasado, tirándola al suelo, abusando verbalmente de ella, golpeándola y aplastándole la cabeza contra el suelo antes de intentar estrangularla.

Pinot, de 27 años, mostró lesiones faciales graves y una nariz fracturada en una publicación en las redes sociales y preguntó: «¿Qué faltaba? ¿Mi muerte al final, tal vez?».

«Probablemente fue el judo lo que me salvó y mis pensamientos están con otras mujeres que no pueden decir lo mismo» , agregó.

En su cuenta de Instagram, explicó lo que vivió el día de las agresiones: “Durante la madrugada del domingo fui víctima de un asalto en mi domicilio por parte de mi pareja y entrenador. Fui insultada, golpeada, mi cabeza golpeó el suelo varias veces. Y finalmente me estranguló”.

Y continuó: “Pensé que me iba a morir, logré escapar para refugiarme con mis vecinos quienes de inmediato llamaron a la policía. Tengo varias lesiones, incluida la nariz rota y 10 días de interrupción temporal del trabajo. Hoy la Justicia ha decidido ponerlo en libertad”, sentenció.

Pinot detalló el presunto ataque nuevamente junto con su abogado en su propia conferencia de prensa y dijo que Schmitt estaba mintiendo y haciéndola pasar por una «mujer histérica».

Alain Schmitt, de Francia, es el hombre denunciado por Pinot

Al hablar de una relación supuestamente plagada de conductas controladoras y abuso verbal, Pinot dice que Schmitt quería que su relación se mantuviera en secreto y, a menudo, decía que su carrera sería poco importante mientras buscaba agujeros en su personalidad.

La pelea del fin de semana supuestamente comenzó después de que Schmitt comenzara a hacer comentarios condescendientes, y cuando ella se acostó en su cama y se tapó los oídos con los dedos para evitar escuchar su abuso verbal, Schmitt, quien dice que había roto cosas en su apartamento antes, comenzó a dar golpes.

Esta situación generó la reacción de otros deportistas que salieron a respaldar a Pinot. El campeón olímpico Teddy Riner, escribió: “¿Qué hay que hacer para que las víctimas sean escuchadas? Cada día mujeres, niños o los más vulnerables se enfrentan a la violencia, ya sea física o moral. Es intolerable”

Twitter : https://twitter.com/mmaunola
Facebook: https://www.facebook.com/mma.uno
Instagram: https://www.instagram.com/mma.uno/