Hoy es «jueves de antaño», conocido en las redes sociales como «TBT o ThrowBack Thursday», así que…veamos algo de historia.

Un día como hoy pero en años totalmente diferentes ocurrieron dos eventos inolvidables en la historia de las Artes Marciales Mixtas.

En primer lugar, hace tres años un día como hoy, Ronda Rousey fue destronada del campeonato de peso gallo de la rama femenina del UFC, luego que Holly Holm la derrotara por nocaut en el segundo asalto, en su pelea por título en el UFC 193, celebrado en Australia.

Rousey, quien llevaba un récord invicto de 12-0 con 6 defensas de título de manera consecutiva (3 sumisiones y 3 KO/TKO), era la cara del UFC en aquel entonces. «Rowdy» era todo un fenómeno, pues su gran desempeño en el octágono le había conducido a tomar papeles en películas, en series de televisión, había logrado portadas de revistas, apariciones en WWE, en fin, toda una estrella.

Sin embargo el 15 de noviembre del 2015, Holm logró desmontar un mito, destruyendo de manera arrolladora a una de las atletas de mayor aceptación en los medios y en el UFC.  Con una combinación de patadas y puñetazos, envió a la medallista olímpica y experta en sumisiones, a la lona y se convirtió en campeona de peso gallo.

Así mismo, un día como hoy pero del 2008, con tan sólo dos peleas dentro del UFC, la estrella de la WWE, Brock Lesnar, derrotó por TKO en el segundo asalto al legendario Randy Couture, para convertirse en campeón de peso completo del UFC.

Couture, salón de la fama del UFC, venía de ganar el campeonato de peso completo por tercera vez en su carrera ante Tim Sylvia, y luego defendiéndolo ante Gabriel Gonzaga. Couture estaba ya en la curva descendente de su carrera, pero aun estaba compitiendo al más alto nivel.

Lesnar, con solo dos peleas en la promoción (una derrota ante Frank Mir y una victoria sobre Heath Herring) logró conseguir una oportunidad al título y sacarle provecho. Al principio fue una pelea reñida, pero luego, Lesnar derribó a Couture en el segundo asalto y lo culminó con golpes de martillo para adjudicarse la victoria por TKO en tan sólo 3:07 del asalto y convertirse en campeón de los pesos completos.

Quien diría que dos peleadores tan populares y con tanto talento, perderían su título el mismo día, aunque en épocas diferentes.

 

 


Notas Destacadas