La obsesión por los esteroides anabólicos y sus consecuencias en los peleadores

Muchos peleadores consumen esteroides anabólicos como si fueran un suplemento de su estricta dieta para rendir al máximo nivel. Este método sin embargo, esta lejos de ser útil para mejorar sus condiciones físicas. Su utilización generalmente termina con efectos desastrosos para el desempeño deportivo y en algunos casos hasta con sus propias vidas.

Específicamente en la UFC, estos problemas fueron prácticamente erradicados desde el 2015 con la llegada de los controles de la USADA, que tiene como una de las pruebas más fehacientes, la observación sobre como se logra enormes cantidades de músculo en un tiempo muy corto, en algunos peleadores.

A continuación algunos casos famosos de artistas marciales que han sufrido esta obsesión. Hay muchos casos que quedaron fuera de la nota pero serán incorporados en futuras publicaciones.

10Cung Le

El peleador vietnamita fue suspendido de la UFC, después que la empresa de artes marciales mixtas confirmó el «exceso de Hormonas del Crecimiento en su cuerpo» tras perder una pelea ante Michael Bisping por KO.

En la previa de aquel enfrentamiento, Cung Le había publicado una imagen que despertó todo tipo de polémicas, ya que a sus 42 años su masa muscular continuaba en aumento. El exluchador se defendió asegurando que al momento de tomarse la foto, el ángulo y la luz lo hicieron «verse más musculoso», evidentemente una respuesta de alguien obsesionado con su físico que pagó con la suspensión deportiva.

UFC tiene una estricta y consistente política contra el uso de drogas ilegales o que mejoren el desempeño, de estimulantes o agentes enmascarantes por parte de nuestros atletas», indicó el documento que explicó la causa de suspensión.