Las 5 sumisiones más efectivas en la UFC

Una pelea de artes marciales mixtas puede definirse de 3 maneras: por nocaut (KO) o nocaut-técnico (TKO), por decisión de los jueces (puntos) o por sumisión.

Más del 20% de todas las peleas de la historia de la UFC, han terminado por sumisión y este número crece día a día, evento a evento. Es decisivo que un luchador conozca cómo manejarse en el suelo, manteniendo un control y que tenga conocimiento de sumisiones es completamente necesario como herramienta para vencer en una contienda.

En esta nota vamos a hablar sobre las 5 sumisiones más comunes o efectivas dentro del octágono y cuáles de ellas han acabado el mayor número de peleas.

5Triángulo de brazo

 

Este estrangulamiento esta en el 5to lugar entre los sometimientos más utilizados del UFC. Los peleadores más reconocidos de la compañía han utilizado esta sumisión para acabar con oponentes, como por ejemplo Lesnar con Carwin en UFC 116 y tantos otros ejemplos.

La sumisión empieza generalmente desde montura y con un brazo detrás del cuello del oponente. El objetivo es aislar la cabeza y un brazo del rival para impedir el flujo de sangre y forzarlo a rendirse. El brazo libre debe estar debajo del brazo del rival y avanzar hasta lograr juntar el rostro y el hombro del oponente.

Una vez en esa posición el atacante se levanta y sale de montura hacia el lado en que va a realizar la llave y rota su cuerpo hasta que la presión entre el brazo y la cabeza del oponente sea demasiado y tenga serios problemas para respirar. En esta posición es muy poco probable que tu oponente pueda escapar y tendrá que rendirse.

Es una sumisión bastante efectiva y es la quinta con más finalizaciones en la historia de la UFC. Pero el hecho de que tenga que ser ejecutada desde una posición dominante como la montura la hace menos común que las otras 4 de la lista.

Atrás