Alex Davis

Según publica el sitio Combate, el empresario Alex Davis, uno de los nombres más respetados en la gestión de los peleadores de MMA y responsable de las carreras de entre 25 y 30 atletas que actualmente se desarrollan en UFC como por ejemplo: Thiago Marreta, Amanda Ribas y Edson Barboza, además de otros artistas marciales que dejaron su huella en el Octágono, como Thiago Pitbull, Antônio Cara de Sapato y Gleison Tibau, entre muchos otros, sostuvo que estamos un un momento muy complicado para poder como agente, incorporar nuevos talentos brasileños en la empresa de Dana White.

Entrevistado por el podcast Mundo da Luta esta semana, Alex Davis, quien además es cinturón negro de judo explicó: «Hoy estamos viviendo el momento más difícil que he presenciado en mi carrera. Tenemos algunas razones para esto. Primero, cuando era Joe Silva (responsable del matrimonio de peleas y fichajes), era un tipo muy coherente, objetivo, hablaba mucho con franqueza. Podía llegar un tuerto con la boca torcida, (pero) si peleaba bien, seguro que lo contratarían». 

Y agregó: «Hay una serie de otras cosas que se están tomando en cuenta en estos días, especialmente las redes sociales. Las redes sociales y su atractivo para el público cuentan tanto como su calidad como luchador. Los brasileños tienen dificultades para entrar en las redes sociales pesadas aquí en los EE.UU».

Entrevistado por el podcast Mundo da Luta esta semana, Alex Davis es cinturón negro de judo — Foto: Divulgación

Otro factor que está dificultando la llegada de nuevos talentos brasileños al gran espectáculo es la ausencia de eventos en territorio nacional. Debido a la pandemia de Covid-19, la UFC no viene a Brasil desde marzo de 2020. Además, las restricciones de movilidad provocadas por la pandemia, como barreras en las fronteras y enormes filas para la emisión de visas para ingresar a los EE.UU.

¿Cómo evitar estos problemas y mantener una buena relación con UFC, al mismo tiempo que te pones en posición de renegociar?, le preguntaron al agente brasileño y contó sus estrategias: Una es la preferencia por contratos más cortos, de cuatro a cinco peleas. Otra es tratar siempre con los casamenteros de la organización, Sean Shelby y Mick Maynard, y no directamente con Dana White, el presidente de la empresa. 

Davis tiene una buena relación con el gran jefe, pero sabe mejor no mezclar las cosas. «Me gusta mucho Dana White, tengo muy buena relación con él, ¡pero no hago negocios con él! Siempre trato con Sean y Mick porque no quiero forzar mi relación con él. Es un dictador cuando quiere las cosas, las impone de verdad, y entonces corre el riesgo de tener estrés. Cuando tengo que negociar con él, vengo con la cosa bien formada. Por lo general, lo señalamos y él dice: «Acuerde las cosas con Mick y Sean». Está bien para mi. Ahí tenemos otro jefe, que la gente no conoce, que es Hunter (Campbell, jefe de negocios de UFC), un tipo muy lógico. Puede ver las dos caras de la moneda, es excelente», cerró.

Twitter : https://twitter.com/mmaunola
Facebook: https://www.facebook.com/mma.uno
Instagram: https://www.instagram.com/mma.uno/