El sábado por la noche seguramente todos los fanáticos del mundo de las artes marciales mixtas estaremos prendidos a nuestro televisor, ordenador, tablet o celular palpitando lo que será uno de los mejores eventos que ha propuesto UFC en toda su historia. Lo que lo hace tan grande es que tiene en su cartelera grandes nombres, pero lo que lo hace algo épico es que el combate principal es uno de los más importantes en la corta pero rica vida de este deporte.

No hay un claro favoritoScreen-Shot-2015-09-29-at-8.59.09-PM

A pesar de su extensa racha invicta (no pierde desde 2005, desde entonces 18-0) José Aldo ha mermado su nivel en sus últimas presentaciones. De aque finalizador nato que lo llevó a la gloria en WEC (noqueó a seis de sus siete rivales) queda poco; ya es más común verlo ganar por la decisión de los jueces. Esto se debe a que el paso de los años ha marcado un crecimiento notorio en la calidad de materia prima que tiene la división de los peso pluma, sumado a que el brasilero tampoco demuestra la misma explosividad en sus combinaciones que un par de años atrás. Del otro lado, Conor McGregor llega en el apogeo de su carrera. Viene de noquear al siempre difícil Chad Mendes hace un par de meses atrás, y cada vez que se lo ve dentro del octágono su performances van mejorando. Con su nivel experto de boxeo, añadido a una lengua realmente filosa, se ha ganado un espacio entre los mejores de la categoría. En las casas de apuestas hay una pequeña diferencia para «Scarface». Además, en la votación que se hizo vía Twitter en el ciclo radial de MMA.UNO, el actual campeón es quien se llevó la victoria por un margen de 58% a 42%. Pero como podemos ver, los números son muy parejos.

Está en juego el cinturón de una de las divisiones más competitivas de UFC

La historia de las MMA ha ido de la mano con la del boxeo en un solo punto: el público perdió interés en la potencia de las categorías más pesadas (pesados, cruceros, semipesados) para emocionarse con la velocidad y buenos movimientos de las de menor kilage  ( welter, ligero, pluma). Por ejemplo, hoy en día en ambos deporte el mejor libra por libra del mundo proviene de las 125 lbs. (Román González y Demetrious Johnson). Tanto las 170 como las 155 han sufrido cambios en las monarquías en estos últimos tiempos; el retiro de GSP hizo que cambie en dos ocasiones el mandato de la categoría, mientras que en los ligeros, Rafael Dos Anjos se ha convertido en el legitimo rey luego de propinarle una paliza a Pettis. Pero en las 145, José Aldo, se viene negando a dejar el cetro por lo que lo hace ser uno de los más codiciados. Ya han caído Anderson Silva, Caín Velásquez y Renan Barao, pero «Scarface» sigue vigente. Esta permanencia en el poder, ha hecho que guerreros que se han frustrado en sus respectivas divisiones pasen al grupo de los pluma para intentar destruir esta monarquía absoluta.

Este combate ha trasgredido el mundo de las MMA

Como sucedió con la derrota de Ronda Rousey hace un par de semanas atrás, la noticia de que se enfrentan Conor McGregor y José Aldo es importantes para la mayoría de los medios de comunicacion del mundo. A diferencia del boxeo o del fútbol, las artes marciales mixtas todavía no tienen un lugar fijo en diarios o canales deportivos. Es más como algo excéntrico que varios especialistas ven como nefasto (personas que claramente prejuzgan a este hermoso deporte). Que no les extrañe ver este viernes, sábado o domingo notas con la previo o con el post de lo sucedido en el UFC 194 en medios que jamás han tocado las MMA como algo importante. El hecho, es que si sucede esto, es una claro síntoma que de a poco las artes marciales mixtas se van ganando un terreno en el mundo de las noticias generales, dejando de lado ese vieja mirada de reojo que han mantenido a este deporte alejado de las primeras planas.

Tuvo la previa más picante de la historia

«Lo que he hecho le va a hacer ganar a UFC varios millones», declaró Notorious hace algunos días atrás sobre el UFC 194. A pesar de que pueda sonar arrogante lo que dice el irlandés, al fin y al cabo termina siendo verdad. Desde que se ganó la posibilidad de disputar el cinturón más codiciado de la promotora, tras aquella victoria por TKO frente a Dennis Siver, Conor McGregor no ha parado de hablar basura sobre Aldo. No paró de criticarlo y decirle que lo iba a humillar desde el 19 de Enero de 2015. Una y otra vez lo atacó, sea en entrevistas, vía redes sociales o cara a cara. Fue tal la magnitud de esta guerra mediática, que Dana White decidió hacer un Tour Mundial para presentar el choque entre estas dos bestias, algo que jamás se había realizado antes. Pasaron por varios países pero la conferencia que se prendió realmente fuego fue la de Dublín. Tras desafiarlo verbalmente, el irlandés le robó el cinturón por unos segundos a Aldo y, si el presidente de UFC no se entrometía, se iban a las manos. Esto no paró ahí, sino que tras la lesión que hizo que se posponga el choque, Notorious y Scarface siguieron con su batalla verbal hasta el punto de lograr que millones de fanáticos pongan énfasis en el choque estelar de este sábado, que seguramente va a romper todos los récords de audiencia.

 

Twitter : https://twitter.com/mmaunola
Facebook: https://www.facebook.com/mma.uno
Instagram: https://www.instagram.com/mma.uno/