????????????????????????????????????

Las artes marciales están ganando un terreno importante en latinoamérica. Cada vez es más común ver gimnasios que en sus marquesinas se anuncian clases de: Taekwondo, Jiu Jitsu, lucha, entre otras. Ahora bien, ¿es recomendable anotar a tu niña/o en una de estas clases? ¿Qué beneficios tiene?

Dejando de lado la mayoría de los prejuicios que atormentaron a este deporte desde hace varios años, cada vez son más los padres que se animan a mandar a sus hijos a diferentes clases. Algunos con más miedo que otros, le dan la posibilidad a que los pequeños salgan de las disciplinas comunes como el fútbol, tenis o basquet y entren a un mundo totalmente diferente.

A pesar que estos deportes, en su mayoría, pueden ser utilizadas como herramientas ofensivas, lo primero que se le enseña al discípulo es el respeto. No importa cuán rápido aprendas o tu físico, siempre vas a encontrar que el sensei está dispuesto a ayudarte a que puedas mejorar y evolucionar tus técnicas. Es más, es muy común ver a cintas negras ayudando alegremente a los principiantes, porque lo más importante no es competir, sino fomentar un ambiente de tranquilidad, solidaridad y compañerismo.

A pesar que estos deportes, en su mayoría, pueden ser utilizadas como herramientas ofensivas, lo primero que se le enseña al discípulo es el respeto

«Me parece súper saludable. Un arte marcial mejora la vida tanto de un adulto como de un niño. Le mejora su confianza. Le enseña respeto, paciencia y dedicación», dijo Mariano Vera, dueño del gimnasio United, practicante de BJJ y ex matchmaker del Arena Tour. No es casualidad que una persona que este inmersa en las diferentes artes marciales tenga una opinión sumamente positiva sobre las mismas; la esencia de cualquiera de estas disciplinas es inculcarle al alumno que por sobre todo está el respeto por el otro.

Desde el punto de vista del profesor, siempre se puede dar una perspectiva mucho más completa, ya que es él/ella quien va a formar al alumno: «Los principales beneficios para mi, más allá de adquirir conocimientos de defensa personal y conocer un nuevo deporte, se encuentra una mejoría en la coordinación, control y cuidado del cuerpo. Además de ser un arte marcial, el jiu jitsu es un arte que ayuda a aprender movimientos para hacer la vida más fácil y eficiente», aseguró Matias Asencio, profesor de BJJ de la academia United.

La reacción que tenga el joven ante un altercado callejero, también tiene una gran carga de la educación que haya tenido en otras instituciones como la familia o el colegio. Siempre es importante hacerles saber que siempre hay que intentar evitar cualquier tipo de pelea, solo se tiene que dar como última opción. Hasta es más saludable huir. Además, en todas las artes marciales, se le instruye al aprendiz que jamás debe utilizar lo que se entrena en la vida cotidiana, por el simple hecho que se puede llegar a lastimar seriamente a una persona.

«Este tema (como reaccionar en las peleas callejeras) depende mucho de la escuela y del profesor», nos contó Asencio, por eso es siempre bueno tener en cuenta algunos puntos para evitar que tu hijo/a pueda llegar a reaccionar de esta manera:

Tener buenas referencias de la academia a la que va a asistir

No hay nada más importante que saber que el lugar al que va a ir tu niña/o tiene el visto bueno de otros padres. Ir a una clase y esperar a que termine, para hablar con los adultos que van a recoger a sus hijos nunca está de más. Además, es importante ver que el gimnasio este acondicionado correctamente y tenga las correspondientes habilitaciones tanto legales como sanitarias.

Tener una relación fluida con el sensei

Otro punto muy importante es hablar constantemente con el profesor o sensei de la clase. Esto no solo te ayudará a perder algunos miedos sobre lo que tu hijo/a va a aprendiendo, sino que también de a poco podrás ir conociendo el deporte. También conocer a esta persona, te hará saber si es el indicado para enseñar o tiene algún defecto a charlar.

Observar una clase cada tanto

Más allá de guiarse por las referencias y por las palabras del profesor, es bueno asistir una vez cada tanto a las sesiones de entrenamiento, para ver de qué manera el sensei lleva a cabo la clase. Este punto también te hará perder esos clásicos miedos porque notarás que a pesar que se les enseña algo que puede dañar a un tercero, al fin y al cabo siempre se trabaja en el marco del respeto por el otro y la disciplina.

Como se pudo ver a través del artículo, la decisión de mandar a tu niño/a a que aprenda algún arte marcial traer muchos más beneficios que perjuicios. Es más, si uno trabaja de forma correcta y adulta, puede evitar que haya errores. Por eso no tengas miedo, si tu hijo o hija te pide aprender artes marciales, es un camino sano y seguro a la disciplina, respeto y autosuperación.

Twitter : https://twitter.com/mmaunola
Facebook: https://www.facebook.com/mma.uno
Instagram: https://www.instagram.com/mma.uno/