No cabe dudas que la primera gran rivalidad femenil en las MMA fue aquella entre Ronda Rousey y Miesha Tate, quienes se enfrentaron en peleas de campeonato bajo dos sellos de alta importancia como lo son Strikeforce (2012)y UFC (2013).

Cayendo derrotada en ambas ocasiones, por la misma vía (sumisión por palanca de brazo), Miesha Tate, quien regresó este año del retiro, aun sueña con poder enfrentar a Rousey una vez más, poniendo fin a una trilogía.

«Sé que (Rousey) se retiró y acaba de tener un bebé, esto está bien, pero hombre, sería un sueño hecho realidad si pudiera regresar y poder enfrentarla una vez más”, afirmó en entrevista con el periodista Marc Raimondi. “Pero no me malinterpreten, no estoy buscando retar a una nueva madre. Esto tiene que ser algo que ella quiera hacer».

Ronda Rousey compitió por última vez en 2016, cuando regresó de un año inactivo para enfrentar a la actual monarca de los pesos gallos, la brasileña Amanda Nunes. Desde entonces, Rousey se ha desempeñado más en la lucha libre profesional, bajo el sello de la WWE.

Por su parte, Miesha Tate enfrenta este sábado a Ketlen Vieira en la pelea estelar de UFC Fight Night, a celebrarse en Las Vegas. Tate viene de derrotar por TKO a Marion Reneau en su regreso del retiro.

Twitter : https://twitter.com/mmaunola
Facebook: https://www.facebook.com/mma.uno
Instagram: https://www.instagram.com/mma.uno/