Dana White y los Hermanos Fertita
Dana White y los Hermanos Fertita

Desde hace varios años, el UFC está lidiando con una demanda legal en conjunto, donde varios ex-peleadores de la compañía alegan que han monopolizado el negocio.

El día de ayer, comenzó una semana de audiencias de suma importancia en dicha demanda antimonopolio, y se estarán llevando a cabo en la ciudad de Las Vegas, en Nevada.

Aviso

A esta primera audiencia se dieron cita los abogados de la promotora, los abogados de los demandantes, abogados de Bellator y varios de los peleadores demandantes como Jon Fitch, Kyle Kingsbury, Cun Lee, y otros más.

Como parte de las audiencias que se producirán, serán verificadas las informaciones financieras específicas de los peleadores y serán tratadas caso por caso (ya que son varias demandas), pero por el momento, lo que más ha llamado la atención son las cifras generales en cuanto a los porcentajes por pagos a peleadores del UFC.

Estos porcentajes van en contraste con lo que usualmente destinaban otras empresas homólogas como Bellator, Strikeforce y World Series Of Fighting, donde los demandantes sugieren que el UFC se ha estado quedando con la mayor parte del dinero y éstos no reciben lo que «alegadamente deberían».

Según las informaciones expuestas en la audiencia, Strikeforce pagó a sus peleadores un 63.0% de sus ingresos en salarios durante sus últimos años, según el Dr. Hal Singer, uno de los expertos cuestionados de lado de los demandantes.

Bellator, por su parte, pagó un 44.7% de sus ingresos en salario a los peleadores. Mientras tanto, el pago salarial de UFC fue de un 19.5% (en promedio) y nunca pasó del 20% de los ingresos en el periodo comprendido entre el 16 de diciembre del 2010 hasta el 30 de junio del 2017 (período de la demanda), según expuso Singer.

El monto total que el UFC pagó a los peleadores en el período de la demanda (2010-2017) fue de $626 millones de dólares y, en 2016, pronosticaron ingresos para el año 2020 de casi mil millones ($980 millones) con el habitual «20%» reservado para los peleadores: $196 millones.

¿Que podría significar esto?

En primer lugar, no soy abogado, pero puedo ver claramente como los demandantes buscan establecer una linea de ingresos a través de su experto, donde hacen notar que aún el UFC pagando buen dinero y mejor que otras promotoras, están 50% por debajo de lo que realmente deberían pagar en un mercado «competitivo«.

Según Singer, en un entorno verdaderamente competitivo, el UFC debería estar pagando cerca del 47.3% de sus ingresos a los peleadores. Si aplicamos ese porcentaje a las ganancias que el UFC obtuvo en el período de la demanda, el UFC debería haber pagado a los peleadores $1,471 millones (un margen de $845 millones por encima de lo que pagaron).

Aun faltan muchos testimonios y argumentos, y les mantendremos informados de la evolución del caso.

Advertisement