Manny Pacquiao (59-7-2, 38 KOs) perdió de forma polémica ante Jeff Horn (17-0-1, 11 KOs) por decisión unánime y perdió su cinturón mundial wélter de la Organización Mundial del Boxeo.

Los años pasan y no vienen solos. No importa cuan buena sea la técnica, el físico de a poco se va disolviendo con el paso del tiempo, más allá del empeño que los atletas le ponen a cada entrenamiento. El pac man no es una excepción a la regla. En otros tiempos de su carrera, este combate lo habría ganado sencillamente sin siquiera dejarle el trabajo a los jueces. Pero a sus treinta y ocho años (veintidós como profesional) todo cuesta un poco más.

Horn sorprendió desde un principio con su agresividad. Lejos de guiarse por lo que marcaban las apuestas, the hornet hizo que la afición local vibre con un buen comienzo en el que tuvo a Pacquiao entre las cuerdas. Pero a medida que pasaron los asaltos, el filipino puso la experiencia dentro del cuadrilátero y fue dando vuelta la balanza. Con su clásico estilo, comenzó a conectar cada vez más con el jab, mientras que el local no podía resolver como entrar en la defensa rival.

Llegando a los últimos asaltos, Horn admitió que se le acercó el árbitro y le dejó bien en claro que si no hacía algo su final estaba cerca. «El árbitro vino a verme después del noveno round y me dijo: ‘Muéstrame algo o paro el combate’. Pensé: ‘Tranquilo, no va tan mal, puedo seguir sin problemas’. Es mi corazón el que me permitió continuar».

La batalla llegó a su fin. Las cincuenta mil almas presentes en el Suncorp Stadium de Brisbane estaban de pie. Todos aplaudiendo a la promesa local por su esfuerzo y reconociendo al histórico que sigue dando grandes combates a pesar de los años. La decisión de los jueces llegó y sorprendió: 117-111 y 115-113 (x2) a favor de Horn, a quien automáticamente se le dibujó una sonrisa de oreja a oreja en su rostro minado de heridas.

Cortesía departamento de estadísticas de ESPN.

La decisión tenía un gusto polémico, porque al ver round tras round, parecía que Pacquiao había sido dominador en el sumario general. Se confirmó que ese gusto no era una sensación sino una realidad cuando llegaron las estadísticas finales de la pelea: pac man conectó noventa golpes más que su rival. El otro número que sorprende es la bajísima efectividad de Horn, quien solo aterrizó el quince por ciento de sus bombas.

Twitter : https://twitter.com/mmaunola
Facebook: https://www.facebook.com/mma.uno
Instagram: https://www.instagram.com/mma.uno/