En la velada de ayer, en la cartelera estelar del UFC 203, CM Punk cayó por mataleón ante el novato Mickey Gall en su presentación oficial como artista marcial mixto.

Las MMA le dieron un cachetezo de realidad a la ex estrella de WWE. Sin ningún tipo de entrenamiento previo (más que tomas de catch en el World Wrestling Enterteiment) Phillip Brooks decidió incursionar en el mundo de las artes marciales mixtas, ya que su sueño máximo siempre había sido subirse al octágono.

Seguramente inspirado en la travesía de Brock Lesnar, Punk comenzó su acondicionamiento físico y técnico hace dos años. Como dijo Joe Rogan, no tuvo ningún tipo de pelea amateur en karate, muay thai o algún otra arte marcial, solo su experiencia en la lucha libre de fantasía. Esto es crucial, ya que hay una gran diferencia con el ex campeón de los pesados que en la secundaria tuvo una eximia preparación en lucha. Con un impactante récord de 45-5 durante su paso por Webster, Dakota del Sur.

Llegar a ser profesional en las artes marciales mixtas es una filosofía de vida.

Según quienes lo ayudaron a prepararse en estos casi 24 meses, el oriundo de Chicago dio todo en cada una de las sesiones de entrenamiento. Pero las MMA no se aprenden en tan poco tiempo y, menos aun a un nivel profesional como el de UFC. Llegar a ser profesional en las artes marciales mixtas es una filosofía de vida. La mayoría de los guerreros que tenemos en la élite hoy en día, se iniciaron en alguna disciplina cuando eran pequeños retoños; es decir, tienen décadas de experiencia.

CM Punk vivió el sueño del fanático, de la mayoría de nosotros que nos sentamos a disfrutar cada evento de UFC, Bellator o cualquier otra promotora regional que esté cerca de nuestros hogares. Se subió a la jaula más famosa del mundo sin contar con una verdadera preparación ¿cuantos de nosotros no sueña con que nos den por lo menos un round dentro del octágono, a pesar de no estar verdaderamente entrenados? Sin embargo, al fin del día sabemos que terminaremos como Brooks, derrotados casi sin poder hacer nada.

Lo positivo es que el ex WWE continua con ganas de desarrollar una carrera dentro de las artes marciales mixtas: «Tu sabes, en la vida lo tomas o te vuelves a tu casa. Me gusta tomar desafíos ¡volveré! Creanlo o no», declaró luego de la derrota con Gall. Deberá entrenar y mejorar mucho cada uno de los aspectos para la próxima vez, sino va a caer de la misma manera. Hay que tener en cuenta que su rival es un joven prospecto, que está dando sus primeros pasos en la élite del deporte, pero a diferencia del atleta de 37 años, tiene varios años de experiencia entrenando a diario.

Este resultado del choque entre Gall y Punk dejó dos cosas bien en claro: en UFC no hay peleas arregladas, ya que el verdadero negocio para los dirigentes era que Brooks comience con una victoria en su incursión en las MMA, para alimentar la sed de gloria de sus millones de fanáticos en Estados Unidos. Luego, la más importante es que las artes marciales mixtas no son un juego, ni un deporte que se aprende en un par de años; es una filosofía de vida que hay que tener mucho coraje para seguirle el ritmo.

Twitter : https://twitter.com/mmaunola
Facebook: https://www.facebook.com/mma.uno
Instagram: https://www.instagram.com/mma.uno/