Foto por: GettyImages/Rey Del Rio

En junio de este año, uno de los peleadores más destacados –para muchos el más- de todos los tiempos dentro de las Artes Marciales Mixtas cumplirá 20 años de carrera.

“La Araña”, Anderson Silva, llegará a sus veinte primaveras en un deporte que va evolucionando a una rapidez exuberante, y ya con 41 años de edad, muchas personas lo descartan y entienden que debe retirarse.

Luego de perder el título de peso medio del UFC ante Chris Weidman en el UFC 162, y perder nuevamente la revancha en el UFC 168, comenzaron a circular los comentarios de que la araña había perdido su toque, y que la jubilación era inminente.

Luego vino la pelea contra Nick Díaz, saliendo de un hiato de dos años fuera del octágono, y aunque ganó la pelea de manera clara, esa victoria quedó manchada por las pruebas positivas antidopaje. Y para no cansar el cuento, luego perdió ante el actual campeón de pesos medio, Michael Bisping y más tarde pierde una pelea con tan solo dos días de anticipación ante Daniel Cormier.

Todos estos hecho, sumados a su estilo “relajado” de pelear, hacen que los fanáticos (en especial los nuevos, aquellos que no vivieron su prime) cuestionen las capacidades actuales y sobre todo la mentalidad de Silva.

Ahora bien, como fanáticos, a veces tendemos a juzgar a nuestros ídolos por su desempeño actual y no por su historia, su legado, su grandeza. En el caso de Silva, debemos recordar todo lo que ha logrado en el deporte y sobre todo «el cómo”.

En su segunda pelea dentro del UFC, Anderson Silva conquistó el título de peso medio, ante un Rich Franklin que llevaba una racha de 8 victorias, dos defensas consecutivas de título y una popularidad increíble debido a su procedencia.

Desde que obtuvo la presea del UFC en Octubre del 2006, en el UFC 64, Silva comenzó una de las rachas más memorables para cualquier atleta en el mundo de las MMA, donde consiguió 14 victorias al hilo en 7 años, donde 12 de ellas fueron finalizaciones (9 KO/TKO y 3 sometimientos). Proeza solo comparable en aquel momento con la que hiciera Fedor Emelianenko en sus años en PRIDE. La única diferencia entre ambos… sus contrincantes.

Silva derroto a grandes nombres en su prime como: Rich Franklin, Nate Marquardt, Dan Henderson, Patrick Côté, Thales Leites, Forrest Griffin, Stephan Bonnar, Demian Maia, Chael Sonnen, Vitor Belfort, Yushin Okami; muchos de ellos en su mejor momento, otros con buenas rachas y otros con la capacidad para lograr una pelea con el #1 libra por libra en TODOS los rankings de las diferentes páginas.

Números y records sacados de FightMetric.com / Wikipedia.

¿A dónde voy con todo esto? Simple… No se puede descartar alguien que ha sido un campeón la mayor parte de su carrera y que ha demostrado ser uno de los atletas más completos dentro de las MMA.

Ya hemos visto otros peleadores pasar por una suerte parecida. El caso más reciente es el de José Aldo, quién duró desde el 2006 hasta el 2014 sin perder una pelea (más tiempo que Silva inclusive), sin embargo, cuando perdió de Connor McGregor fue dejado en el olvido por muchos fanáticos.

Pero también pasó lo mismo con Renan Barao, quien no perdía una pelea desde el 2005 hasta el 2014 (haga usted la matemática), y luego de caer ante TJ Dillashaw tuvo un trecho rocoso con dos victorias y dos derrotas y al parecer ya no es el favorito de los fanáticos.

Ser fanático es algo subjetivo. Todos tenemos maneras diferentes de ver los acontecimientos, de procesarlos, de aceptarlos. Pero hay algo que ningún atleta puede pasar por alto, saltarse o evitar; “EL TIEMPO”.

Mientras los años pasan, debemos ir aceptando que nuestros héroes en este deporte irán perdiendo capacidades, serán más lentos y tendrán que ADAPTARSE para poder hacer su productividad más duradera en uno de los deportes de mayor exigencia en el mundo, como son las MMA. Está de nosotros mirar las carreras de esos atletas y valorarlas por lo que fueron, son y serán, y que nuestro juicio de valor sea con miras a la exaltación de aquellos atributos que en su momento fueron dignos de admiración.

¿Se imaginan ustedes que nos juzgaran solo por nuestros errores, malas decisiones y actuales defectos?

Al final, es un deporte, uno hermoso, que nos brinda día a día nuevos talentos, nuevos ídolos y héroes que seguirán llenando nuestras vidas con momentos memorables.

 

Twitter : https://twitter.com/mmaunola
Facebook: https://www.facebook.com/mma.uno
Instagram: https://www.instagram.com/mma.uno/