Oreja coliflor, algo más que una marca de batalla

 

2Peligrosa Tradición

La oreja de Thompson terminó destrozada

A pesar de este peligroso panorama, entre los recién iniciados en cualquier arte marcial que tenga como consecuencia la oreja de coliflor, está el tabú de obtener esta deformidad en una clase de ritual de conversión: «Es la oreja de un hombre. Cuando tienes una oreja de coliflor ya eres un verdadero hombre” declaró Nisar Loynab, un muchacho de 19 años y practicante de jiu-jitsu a UFC.

Esto se remonta a la época de la edad media, cuando se medía el nivel de valentía de un guerrero según las cicatrices que tenía en su cuerpo. Además, tener estas marcas por participar en batallas, lo hacían ser más hombre que aquellos que resguardaban a su piel de forma intacta.

Un ejemplo de lo que puede suceder cuando se daña a la oreja sucedió en un combate de la difuna EliteXC. Tras ser superado en los primeros dos asaltos, el difunto Kimbo Slice conectó un terrible haymaker que destrozó el oído de coliflor de James Thompson. Por el dolor, y sobre todo por el sangrado, el británico dilapidó lo bueno que había hecho en los dos primeros parciales y terminó cayendo por TKO.