Peleadores de MMA que arruinaron sus carreras con drogas y alcohol

Es ampliamente conocido que para competir al más alto nivel en cualquier deporte, los atletas deben tener una disciplina suprema, y hacer sacrificios en sus vidas personales para ser capaces de desempeñarse de la mejor manera.

Los peleadores profesionales de MMA deben evitar cosas como quedarse hasta tarde en fiestas, beber alcohol, y consumir drogas recreativas. Pero para algunos, la tentación puede ser difícil de resistir.

En este artículo le daremos un vistazo a 10 estrellas de las MMA que se vieron seducidos por el estilo de vida fiestero, y ni siquiera el hecho de tener que entrenar para una próxima pelea fue suficiente para evitar que sucumbieran ante sus instintos básicos.

9Joe Stevenson

 

Casi pareciera que era inevitable que Joe ‘Daddy’ Stevenson presentara problemas con las bebidas alcohólicas ya que su padre y abuelo fueron alcohólicos, y a él no le tomó mucho tiempo unírseles al empezar a beber desde los 15 años.

Stevenson fue mejor que muchos a la hora de esconder su adicción y fue capaz de llevar una relativamente exitosa carrera en las MMA, logrando un récord de 23-6 antes de ser seleccionado para hacer parte de la segunda temporada del TUF.

Sin embargo, la realidad es que él estaba borracho casi a diario y luchaba contra la depresión, e incluso luego de ganar el TUF, Stevenson declaró que no le importaba, y al día siguiente fue arrestado por conducir estando ebrio.

Aun así, Stevenson continuó y llegó a enfrentar a BJ Penn por el título de peso ligero, pero eventualmente el UFC lo dejó ir en 2011 luego de ser derrotado en 4 encuentros, y perdió otro par de peleas en el circuito regional.

Stevenson logró estar sobrio, y después de varios años recibió la oportunidad de participar en el The Ultimate Fighter: Redemption de 2017, pero su mejor momento ya pasó y dos derrotas pusieron fin a su sueño de regresar al UFC.