La UFC vuelve a abrir sus puertas a los aficionados, y lo hace con tres peleas de campeonato.

En la estelar de este UFC 261, Kamaru Usman pretende ponerse 14 – 0 sobre el octágono cuando enfrente en una revancha al campeón de «BMF», Jorge Masvidal.

A continuación revelo mis predicciones para lo que serán los cinco combates que comprenden el Main Card del PPV de este día sábado.

Kamaru Usman (c) vs. Jorge Masvidal (4)

ABU DHABI, UNITED ARAB EMIRATES – JULY 12: (L-R) Opponents Kamaru Usman of Nigeria and Jorge Masvidal face off prior to their UFC welterweight championship fight during the UFC 251 event at Flash Forum on UFC Fight Island on July 12, 2020 on Yas Island, Abu Dhabi, United Arab Emirates. (Photo by Jeff Bottari/Zuffa LLC)

Insatisfacción respecto a su performance en el UFC 251 fue lo que supuestamente motivó a Kamaru Usman de ofrecerle a Jorge Masvidal en bandeja de plata otra oportunidad titular. Pero lo cierto es que dentro del top 5 de las 170 libras ‘Gamebred’ representa la pelea más accesible – y lucrativa, puesto las 1.3 millones de ventas cosechadas por el evento en julio -, para el nigeriano

Revanchas con Colby Covington o Leon Edwards eran el camino a seguir, más aun cuando Dustin Poirier reveló que Masvidal, su compañero de equipo en American Top Team, llevaba semanas preparándose para Usman en caso Gilbert Burns, quien era el retador para aquél PPV, fuera dado de baja, que fue lo que terminó pasando.

La narrativa de esta estelar es que Masvidal tomó la contienda con Usman con seis días de aviso, y aunque las veinte libras que tuvo que cortar en ese plazo puede que hayan mermado su rendimiento en el día de pelea, es difícil imaginar un escenario en el que el campeón de «BMF» tenga una respuesta para los derribos o el posicionamiento desde el clinch que impone el africano.

Desde el UFC 251 Usman cumplió con su tercera defensa de título demostrando que su jab es un arma de cuidado finalizando en el segundo asalto a un Burns que lo comprometió durante los primeros intercambios. Y algunos dirán, ‘Pero Masvidal tiene más poder de KO que Burns’. Y claro que sí. Pero sería un error asumir que Usman, ahora de las filas de Elevation Fight Team en Colorado, no buscará amarrar la pelea en la primera oportunidad que tenga.

Ganador: Aún campeón, Usman por decisión unánime

Weili Zhang (c) vs. Rose Namajunas (2)

Joanna vs Zhang

Hay peleas tan demandantes que marcan a peleadores de por vida. Le pasó a José Aldo con Conor McGregor. A Chris Weidman con Luke Rockhold. A Luke Rockhold con Michael Bisping. A Rory MacDonald con Robbie Lawler.

La pregunta es, ¿cuántos años de pelea se le restaron a Weili Zhang por su guerra a cinco asaltos con Joanna Jędrzejczyk en la «estelar del pueblo» del UFC 248?

Ninguna peleadora ha competido desde entonces, y con justa razón, por lo que es complicado determinar qué tanto su condición se ha visto afectada.

Desde perder en la final de The Ultimate Fighter 20, Rose Namajunas, salvo una derrota por fallo dividido ante Karolina Kowalkiewicz y una por KO producto de un bizarro azote ante Jessica Andrade, ha presumido de su evolución como una de las mejores boxeadoras de la división.

No solo tiene dos victorias en su récord ante Jędrzejczyk (logro que Valentina Shevchenko tiene en el kickboxing), sino que también ha demostrado tener la quijada para soportar intercambios a lo largo de cinco asaltos, que fue lo que hizo cuando le ganó la revancha a Andrade en la contienda de apertura del Main Card del 251.

Lo que hace que esta sea una digna co-estelar es la política que ha sido inyectada de por medio.

Durante una entrevista con un medio de Lituania, Namajunas, hija de migrantes lituanos, dijo que era mejor «estar muerto que ser rojo (comunista)», lo cual la hizo blanco de críticas porque Zhang, a pesar de ser china, jamás se ha identificado con el comunismo. Al menos abiertamente.

Charlando con Ariel Helwani de ESPN, Namajunas rectificó su postura al aclarar lo mucho que esta co-estelar significa para ella. Por lo que una Namajunas determinada debería ser un problema para cualquiera, incluso para una peleador que no conoce la derrota desde hace veintiún peleas.

Ganadora: Nueva campeona, Namajunas por decisión dividida

Valentina Shevchenko (c) vs. Jessica Andrade (1)

La ausencia de contendientes de peso en las 125 libras femeniles hizo que Jessica Andrade, ex-campeona de Peso Paja, necesite solo de una victoria – un TKO en el primer asalto ante la ex-retadora al título, Katlyn Chookagian – para saltarse la línea directo al primer lugar del ranking y asegurarse una pelea ante una de las peleadoras más completes en la historia de las MMA femeniles: Valentina Shevchenko.

Dado su cartel de ex-campeona, Andrade es definitivamente un salto de calidad para la nativa de Kirguistán, pero si examinamos cómo le fue a la brasileña con otra kickboxer de élite que le sacó 10 cm de alcance como Jędrzejczyk, es sencillo imaginar que Shevchenko controle la distancia para contragolpear las arremetidas de la retadora.

Ganadora: Aún campeona, Shevchenko por TKO

Anthony Smith (6) vs. Jimmy Crute (13)

Fuera del panorama titular, Anthony Smith saldrá a defender su lugar como el Semi-Completo número seis del mundo cuando enfrente al prospecto de 23 años, Jimmy Crute, en lo que será un duelo entre cinturones negro en BJJ con un alto índice de finalización.

Smith, quien venía de encabezar su sexta cartelera seguida, se reencontró con la victoria con un rápido sometimiento ante el no-ranqueado, Devin Clark (6 – 5 sobre el octágono) en noviembre pasado. Sin embargo, su reto para la noche del sábado será mucho más complejo.

Desde ganar un contrato con la UFC por medio del Contender Series, Crute ha aglomerado un récord de 4 – 1 con la promoción, todas victorias por finalización, y aunque no creo que tenga precisamente el poder para detener a Smith fuera del límite, me imagino a una promesa que saldrá a controlar el octágono ante uno de los veteranos más fogueados de la categoría.

Claro que las últimas derrotas de Smith han sido ante el ex-campeón, Jon Jones, y contendientes como Aleksandar Rakić y Glover Teixeira, pero estoy seguro que todo se reducirá a quien aborda la pelea con más ambición.

Ganador: Crute por decisión unánime

Uriah Hall (9) vs. Chris Weidman (11)

A sus 36 años y con una mandíbula ya con mucho kilometraje, no puedo imaginarme a Chris Weidman comiéndose bombas de peleadores como Paulo Costa, Jared Cannonnier o Marvin Vettori. Por lo que un peleador descrito por el propio Dana White como «tímido» – a la hora de desenfundar golpes – suena como un oponente ideal para el ex-campeón. Y eso es lo que representa Uriah Hall.

Weidman volvió a las 185 libras con una deslucida victoria por la que no ha recibido el crédito que medio merece ante un duro Omari Akhmedov (6 – 1 – 1 en sus últimas ocho apariciones promocionales), y aunque hasta lució como una sombra de aquella versión que peleó con ‘Jacaré’ Souza en noviembre del 2018, el ‘All-American’ no debería pasar ningún apuro para probar que sigue estando en una liga diferente a la de Hall.

El primer capítulo entre ambos tuvo lugar en septiembre del 2010 para Ring of Combat, y en él Weidman le arrebató el invicto a Hall por un nocaut técnico en el primer asalto. Eventualmente ambos llegaron a la UFC, donde el neoyorquino se convirtió en la campeón venciendo a quien por mucho tiempo fuera el cuco de los Pesos Medianos, Anderson Silva.

Para Hall la historia fue muy diferente. Desde perder la final de The Ultimate Fighter 17 ante Kelvin Gastelum, jamás llegó a estar a la altura de su potencial. Y aunque puede que esta revancha tenga los condimentos suficientes para motivarlo y así vengar su primera derrota como profesional, el nivel de lucha de Weidman debería ser suficiente para neutralizarlo.

Ganador: Weidman por decisión unánime.

El UFC 261 se celebra desde la T-Mobile Arena en Las Vegas, Nevada.

Me pueden encontrar en Twitter como @JulioFernandoN.

Twitter : https://twitter.com/mmaunola
Facebook: https://www.facebook.com/mma.uno
Instagram: https://www.instagram.com/mma.uno/